Descubre si tienes alguno de estos hábitos que arruinan tu economía y cómo eliminarlos

1- Gastar dinero que aún no hemos generado

Este es un hábito tan generalizado, que se ha convertido en un estilo de vida y muchas veces incluso puede que creamos que es la única opción.

Hoy en día es lo más común del mundo tener deudas de tarjetas de crédito, o por algún préstamo. Vivir por encima de nuestras posibilidades es tan habitual que lo hemos aceptado e incorporado en nuestras vidas.

hábitos que arruinan

Si bien, seguramente alguna vez nuestro lado racional nos habrá llamado la atención y nos habrá dicho que no tiene mucho sentido, la mayoría de veces nuestra parte emocional gana y nos dejamos llevar.

La tentación es grande. Es mucho más fácil sacar la tarjeta del bolsillo y conseguir una gratificación inmediata, que hacerle caso a nuestro lado racional y ahorrar antes de comprar o evitar compras absurdas.

Para evitar que este hábito que arruina nuestra economía, tenemos dos opciones, o reducimos nuestros gastos, o aumentamos nuestros ingresos, tan simple y tan complicado como eso. No hay vuelta que darle. Matemáticamente es muy sencillo.

Pero una cosa muy importante a tener en cuenta, es que con eso solo no solucionamos nuestro problema. Debemos eliminar el hábito, sino, aunque aumentemos nuestros ingresos, nos va a seguir sucediendo lo mismo.

Video recomendado: Ley de Parkinson

No se trata de cantidad de dinero, sino de hábitos.

Y para eliminar este hábito debemos conocer nuestros números.

hábitos que arruinan

Haciendo un registro de ingresos y gastos y calculando nuestro presupuesto, podremos saber cuánto dinero entra y cuánto sale, para así poder modificar nuestros gastos (o ingresos) hasta que los gastos pasen a ser menores a nuestros ingresos.

Y podemos empezar a trabajar en ello desde hoy mismo. No necesitamos esperar a que nos aumenten el sueldo o a que nos toque la lotería.

Te recomiendo que veas el video de cómo calcular tu presupuesto

2- comprar para distraernos

Son esas compras que hacemos que nos otorgan una satisfacción momentánea, pero que se disipa rápidamente y enseguida surge la necesidad de seguir comprando. Suelen ser artículos innecesarios, los más usual es gastar en diversión, tecnología o ropa y accesorios.

Ojo, no estoy diciendo que únicamente tengamos que comprar cosas necesarias. Personalmente creo que el dinero está para disfrutarlo y para permitirnos vivir la vida que queremos vivir, no para subsistir. Creo que es muy positivo contar con dinero para darnos gustitos, y también para comprarnos cosas que aunque no sean necesarias, nos hacen sentir bien.

hábitos que arruinan

Y justamente ahí está la clave.   Una cosa es disfrutar de nuestro dinero, y otra muy distinta es comprar para distraernos. Esto me gusta compararlo con una copa de vino. No tiene nada de malo disfrutar de una buena copa de vino. Pero si “necesitamos” una copa de vino para distraernos y sentirnos bien, probablemente terminaremos teniendo problemas con la bebida.

Lo que debemos identificar es el origen del problema, ¿qué es lo que queremos olvidar? ¿de qué nos queremos distraer?

Si tenemos una vida de la cual necesitamos distraernos, tal vez sea buen momento para plantearnos un cambio de vida.

Si tenemos una vida de la cual necesitamos distraernos, tal vez sea buen momento para plantearnos un cambio de vida. Clic para tuitear

Para cambiar este hábito debemos tener bien claras nuestras prioridades, porque el problema no está en comprar cosas innecesarias a cambio de una satisfacción temporal. El verdadero problema es que por comprar ese tipo de cosas luego no nos alcanza para otras cosas que realmente queremos.

Si sabemos qué es lo que realmente queremos, y qué cosas son las más importantes para nosotros, entonces nos será mucho más fácil evitar este tipo de gastos. Por ejemplo, puede que nos guste ir siempre a la moda, pero también queremos conocer París. Si por comprar ropa constantemente no podemos ahorrar suficiente dinero para el viaje a París, no lo podemos tener todo, entonces tendremos que elegir.

hábitos que arruinan

¿Qué prefiero? ¿ir a la moda o el viaje a Paris? ¿cuál es mi prioridad? ¿cuál es mi gran objetivo financiero? Y aquí no hay respuestas correctas, cada uno tendrá sus prioridades.

Un consejo muy popular que escucharás en finanzas personales es: Antes de comprar, pregúntate, ¿realmente lo necesito?

Yo creo que es mejor preguntarse: Comprar esto ¿me acerca o me aleja de mi gran objetivo?

3- Invertir nuestros mejores recursos en conseguir soluciones mágicas

Dos recursos muy útiles que todos tenemos, son el tiempo y el dinero, tal vez estés pensando “¡yo no tengo dinero!” Puede que no tengas mucho dinero, o que no tengas la cantidad de dinero que te gustaría tener, pero salvo pocas excepciones, todos tenemos algo de dinero, y si no lo tenemos, podemos conseguirlo.

hábitos que arruinan

También puede que pienses, “¡yo no tengo tiempo!” y ahí si te puedo confirmar que de eso tenemos todos. Mientras estemos vivos, tenemos tiempo. Y todos tenemos las mismas 24hs cada día, lo que cambia considerablemente de unas personas a otras es lo que hacemos con nuestro tiempo, en qué lo invertimos.

Y otra cosa que tienen en común estos dos recursos, es que además de ser los más importantes, son los que más desaprovechamos.

No queremos perder, ni tiempo ni dinero, por eso muchas veces vamos detrás de lo fácil, y lo barato, sea o no sea lo más conveniente.  Nos pasamos la vida buscando la fórmula mágica, esa que automáticamente nos solucione la vida, el billete de lotería a ver si nos toca… que alguien nos pase el dato de cuál es la mejor inversión ¿qué es lo que tengo que hacer para convertirme en millonario sin esfuerzo?

Es tentador, pero no suele funcionar. Y al final terminamos perdiendo nuestro tiempo, nuestro dinero y seguimos atrapados en el mismo sitio.

hábitos que arruinan

Para eliminar este hábito, lo mejor es reemplazarlo por otro hábito nuevo, por el hábito de aprender, si en vez de invertir nuestro tiempo y dinero en fórmulas mágicas, empezamos a invertir en nuestra propia educación, ya no necesitaremos que nadie nos diga cuál es esa fórmula, porque la podremos crear nosotros mismos y ¡a medida!, adaptada a nuestras circunstancias.

Y aunque tal vez no notemos los cambios de la noche a la mañana, no estaremos estancados siempre en el mismo lugar, sino que cada día estaremos un pasito más cerca de conseguir esa vida soñada.

Si no sabes por dónde empezar a invertir ese tiempo y ese dinero, te recomiendo que comiences con la lectura. Te dejo el enlace donde encontrarás resúmenes de varios libros recomendados.

También tienes algunos en vídeo ↓

Y recuerda, si crees que no tienes tiempo para leer, no es cierto, tiempo tienes, solo que ahora mismo tus prioridades son otras. Plantea tus objetivos, revisa tus prioridades y empieza hoy mismo a cambiar de hábitos.

¡Éxitos!

Alita

3 respuestas a “3 Hábitos que arruinan nuestra economía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *