Cuáles son los 4 tipos de gastos que hay y porqué es importante saber distinguirlos

 

tipos de gastosPara poder tomar las riendas de tu economía, debes ser consciente de qué es lo que haces con tu dinero, para luego poder verificar si lo que estás haciendo actualmente está en concordancia con lo que realmente quieres, con tus objetivos económicos.

La falta de coherencia es una de las mayores fuentes de infelicidad, por eso es importante saber reconocer las situaciones en las que hacemos cosas que muchas veces sin darnos cuenta, van en contra de lo que pensamos o de lo que queremos ser.

 

La falta de coherencia es una de las mayores fuentes de infelicidad Clic para tuitear

 

Tipos de gastos

Ann Wilson, la autora del libro The wealth chef, nos dice que todos nuestros gastos caen dentro de una de estas cuatro categorías.

 

Gastos que nos aportan valor

Estos son los gastos que nos hacen crecer, prosperar, que nos dan satisfacción y nos aportan valor.tipos de gasto

Son esos gastos que nos hacen felices, y no solo en el momento que los hacemos, como vimos en el post “Cómo aprovechar los cupones de descuento” nuestras hormonas juegan un papel importante en nuestro proceso de compra, pero estos gastos que ella llama “hell-yeah” son los que nos hacen felices inclusive cuando nuestros niveles de oxitocina han bajado.

 

Algunos ejemplos son, pagar clases de baile, donar dinero a una ONG,  asistir a un concierto, etc. Para cada persona serán diferentes, pero lo que tienen estos gastos es que son gastos conscientes y están alineados con tu propósito y con tus valores.

Este es el tipo de gastos que quieres aumentar.

 

Necesidades básicas

tipos de gastoEn este segundo grupo de gastos, están nuestras necesidades básicas, como puede ser la vivienda, la luz, el gas, el agua, transporte, vestimenta, comida, etc.

Son gastos que tenemos que hacer para sobrevivir, pero es importante que sepamos diferenciar las cosas que queremos de las que necesitamos.

Por ejemplo. Tienes que llegar de tu casa al trabajo de alguna manera, y eso te ocasiona un gasto, pero no es necesario que te compres un coche 0 km, es decir, no necesitas un coche nuevo, necesitas algo que te lleve del punto A al B y ese algo puede ser un coche, o un bus, o una bicicleta, tienes varias opciones.

Lo mismo pasa con los otros gastos. Necesitas un lugar donde vivir, pero no necesitas la casa de tus sueños con dos cocheras y piscina. Necesitas ropa para vestirte, pero no necesitas tener un armario lleno de ropa de marca y seguir el último grito de la moda. Necesitas comer, pero no necesitas ir a un restaurante 5 veces por semana.

Generalmente creemos que necesitamos mucho más de lo que realmente nos hace falta.

 

Creemos que necesitamos mucho más de lo que realmente nos hace falta Clic para tuitear

 

Es preciso ser conscientes y saber diferenciar lo que es realmente una necesidad de lo que es un capricho o un gasto accesorio.

 

 

Gastos para encajar

 

tipos de gastoEstos son gastos que hacemos muchas veces de forma inconsciente, solo porque se supone que debemos hacerlos, porque debemos encajar en la sociedad, o en cierto grupo de gente.

Por ejemplo, vamos y nos compramos una Smart TV, porque es lo que tiene todo el mundo y es lo que deberíamos tener, aunque tal vez ni siquiera nos guste mirar la tele o no tengamos tiempo para hacerlo.

Puede que te sientas obligado a hacer un regalo caro, solo porque a ti te han hecho uno y tienes que estar a la altura. O que sientas que debes gastar medio sueldo en la fiesta de cumpleaños de tu hijo, porque es lo que el resto de las madres que conoces hacen y si no lo haces serías una “mala madre”.

Son gastos ocasionados muchas veces por el miedo, miedo a que no nos necesiten, miedo a no encajar, a ser dejado de lado, a no ser lo suficientemente buenos, etc.

Estos gastos son los que tenemos que prestar especial atención, para poder disminuirlos y así poder destinar ese dinero a los gastos que nos aportan valor a nosotros mismos, en vez de hacer lo que los otros esperan que hagamos.

 

 

Gastos inconscientes

Y por último están los gastos que ni nos damos cuenta que hacemos, aquí estarían incluidas las comisiones bancarias, suscripciones que no usamos, así como nuestros gastos hormiga.

 

 

Es todo ese dinero que no sabemos dónde se ha ido. Si no sabemos dónde se va, no podemos gestionarlo, por eso lo primero que debes hacer es identificar este tipo de gastos.

Lectura recomendada: Qué son los gastos hormiga y cómo afectan a tus finanzas personales

¿Para qué me sirve saber distinguir mis gastos?

 

Lo más importante es que seas consciente de qué es lo que haces con tu dinero, y que revises que tus gastos están alineados con tus objetivos, para poder así sacarle el mayor provecho al dinero que ya tienes, reduciendo los gastos que no te aportan valor.

Para esto es necesario que hagas un control de gastos, si todavía no sabes cómo hacerlo léete este post “3 herramientas básicas para el registro de gastos

Y si ya estás haciendo tu registro, te animo a que calcules qué porcentaje de gastos tienes en cada categoría y lo compartas en los comentarios tus resultados.

 

¡Éxitos!

Alita

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *