adaptacion al cambio

O como diría David Bowie, cha cha cha cha changes

Hoy vamos a hablar un poco del cambio, pero no del cambio dólar – euro, sino del cambio y la adaptación al cambio que tiene que ocurrir para que nuestras finanzas mejoren.

El cambio es muy importante, de hecho es el que hace que nos sintamos felices o miserables, sobre todo si es un cambio repentino. Está científicamente comprobado que la felicidad o la desgracia que puede ocasionar un cambio instantáneo como puede ser ganar la lotería o quedar cuadripléjico en un accidente de coche, la ocasiona mayormente el cambio. Una vez que la persona se adapta a esta nueva situación los niveles, tanto de placer como de dolor, disminuyen considerablemente.

elefante raitit adaptación al cambio

El ser humano tiene una capacidad de adaptación increíble, pero le cuesta manejar los cambios abruptos, por eso tenemos la tendencia a volver a lo conocido. El domingo decimos, “el lunes empiezo la dieta” y para cuando llega el jueves ya estamos otra vez comiendo porquerías.

Decimos “este mes empiezo a ahorrar” y nos gastamos todo y más cuando vemos una oferta irresistible. Volvemos a lo conocido, nos cuesta cambiar. Sabiendo esto podemos utilizar el proceso del cambio a nuestro favor.

Lectura recomendada: Ley de Parkinson

Para evitar el efecto rebote, debemos incorporar los cambios paulatinamente, en vez de pretender ahorrar un 10% de nuestro sueldo, cuando nunca hemos ahorrado ni un céntimo, tal vez sea un poco ambicioso. Pero si lo hacemos de a poquito, nos iremos acostumbrando y no notaremos el cambio.

Video sugerido: Cómo ahorrar con bajos ingresos

Cambios casi imperceptibles

La vida es un constante cambio, todo cambia y todos cambiamos todo el tiempo. Lo que pasa es que hay algunos cambios que ocurren taaaaan lentamente, que son casi imperceptibles.

Uno se levanta cada mañana, se mira al espejo, y ve la misma cara que vio el día anterior, sin embargo, hemos cambiado. Todos los días cambiamos, y nos transformamos, y cuando nos queremos acordar, hemos pasado de esto…

Alita alita adaptación al cambio

A esto

Alita Rodriguez adaptación al cambio

¿Qué pasó?¿cuándo cambiamos?

¡¡Todos los días!!

Instinto de supervivencia

El principal culpable de que no nos gusten los cambios es nuestro cerebro. Es que una de las funciones principales de nuestro cerebro es la de mantenernos con vida, y lo desconocido es un peligro en potencia, por eso vamos a lo conocido y repetimos patrones. Porque nos da la seguridad de saber que allí no hay peligro, ya lo hemos hecho, ya lo hemos vivido y estamos a salvo. Eso es lo que hace que nos sentemos siempre en la misma mesa cuando vamos a un restaurante, compremos los mismos productos o mantengamos los hábitos que tenemos (aunque no sean los mejores).

Lectura recomendada: Gastos hormiga

Todavía estamos vivos, por lo tanto, no hay peligro inminente. Pero que no haya peligro inminente no quiere decir que estemos a salvo, si mantenemos hábitos destructivos por mucho tiempo terminarán haciéndonos daño. Además, la vida no se trata solo de sobrevivir, también hay que divertirse, crecer y aprender, sino se hace muy aburrido. Y para crecer tenemos que cambiar y hacer cosas diferentes.

El miedo a perder, perder dinero, perder tiempo, perder tranquilidad, seguridad, eso nos paraliza.

cerdito raitit cambios
adaptación al cambio

Queremos tener una vida mejor, más plena, mejorar nuestras finanzas, tener más dinero para hacer lo que queremos hacer, pero para eso debemos cambiar, y tenemos que adaptarnos al cambio, porque si seguimos haciendo lo que hicimos hasta ahora, seguiremos teniendo los mismos resultados, ¡o peor!

Si hago siempre lo mismo nada cambia

Tal vez estamos cómodos como estamos ahora mismo, entonces pensamos, si no hago nada, o sigo haciendo lo que hice hasta ahora, y me quedo quietecito, nada va a cambiar, mi vida va a seguir tan tranquila como siempre. ¡Error!

Todo cambia, aunque no nos guste.

No podemos evitar los cambios, la clave está en saber adaptarse a ellos. Clic para tuitear

Necesidad de adaptación al cambio

Y para graficar el efecto que tienen los cambios, te voy a contar la historia de 3 edificios. Son edificios de mi ciudad, Buenos Aires.

confiteria el molino adaptación al cambio

El primero es la Confitería El Molino, que fue la que cometió el grave error de pensar que si se quedaba quietita, sin hacer nada, nada cambiaría.

Abrió sus puertas en 1917 y estuvo funcionando como confitería hasta la década del 80 que fue cuando cerró sus puertas y quedó abandonada.

A principios de los 90 Madonna filmó en su interior el video “Love don’t live here anymore” donde se puede ver el abandono. Pero no solo el interior se fue deteriorando, sino que el exterior, afectado por el smog y la falta de mantenimiento, se empezó a caer a pedazos (literalmente).

confiteria el molino cambios  fachada
adaptación al cambio

Por otro lado, tenemos al Palacio Barolo, que adoptó una filosofía de vida bastante diferente. Fue inaugurado en 1926, y mantuvo el título del edificio más alto de Sudamérica por muchos años.

palacio barolo adaptación al cambio

Es un edificio de oficinas precioso, lleno de simbolismos que refieren a la divina comedia del Dante, tiene un faro en la punta y también tuvo sus 5 minutos de gloria en Hollywood, cuando filmaron la película Highlander II.

Pero más allá de su belleza, su arquitectura, su historia, su simbología, o sus anécdotas, lo que más me fascina de este edificio es la perpetuidad que tiene.

palacio barolo cambios ascensores
adaptación al cambio

Cuando entras al Palacio Barolo es como si hicieras un viaje en el tiempo, y te teletransportaras 100 años atrás.

Cada detalle, sigue exactamente igual, sigue funcionando como edificio de oficinas, con los mismos ascensores, que por cierto, no tiene planta 13, al parecer en aquella época la gente era más supersticiosa y a nadie le gustaba tener una oficina en el piso 13, y para solucionar el problema, directamente no lo ponían, pasa de la planta 12 a la 14.

palacio barolo cambio  hoy adaptación al cambio

Pero para que hoy en día, el Palacio Barolo se siga viendo tan espectacularmente bien como el primer día, en estos casi 100 años, ha pasado por una serie de constantes cambios, pequeños arreglos, mantenimiento, limpieza, modernización de la maquinaria de los ascensores, miles de modificaciones, para poder adaptarse a ese cambio externo inevitable que es el paso del tiempo y así evitar que le sucediera lo mismo que le pasó a la Confitería El Molino.

Y por último tenemos al Cine-teatro Gran Splendid, inaugurado en 1919, funcionaba como cine, como teatro y también tenía una emisora de radio.

gran splendid adaptación al cambio

Cerró sus puertas en la década del 70, y al igual que la Confitería El Molino, quedó abandonado y entró en decadencia.

Hoy en día el Gran Splendid se ve así.

gran splendid adaptación al cambio el ateneo

En el año 2000, la librería El Ateneo compró el edificio, lo restauró, lo remodeló y lo convirtió en la que hoy está considerada como la librería más bella del mundo, según la National Geographics.

Mantiene sus palcos, su escenario, el cielorraso, todos sus detalles, pero se ha adaptado y ha transformado su función pasando de teatro a librería, conservando su belleza y su esencia.

Cambia con el cambio

Nosotros no podemos evitar que los cambios sucedan, pero podemos adaptarnos a estos cambios para evitar que nos afecten de manera negativa.

Y si no podemos estar siempre tan espléndidos como el Palacio Barolo, tan frescos como el primer día, y seguir haciendo lo que siempre hicimos, siempre podemos transformarnos, reciclarnos, remodelarnos, restaurarnos, cambiar nuestras funciones para poder adaptarnos a los nuevos tiempos, pero conservando siempre nuestra belleza interior y sobre todo, manteniendo nuestra esencia.

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio. Darwin Clic para tuitear

¿Eres de los que se resiste al cambio? ¿Con qué edificio te sientes más identificado?

Te leo en los comentarios

¡Éxitos!

Alita

2 respuestas a “Adaptación al cambio”

  • Me gusta esa comparación y metáfora. Esos tres edificios son emblemáticos. Si bien lo de del Barolo esta muy bien porque sigue manteniendo su esencia, inclusive tiene visitas guiadas que lo recorren y explican sus detalles cargados de simbología con la Divina Comedia, creo que lo de la Librería El Ateneo me parece algo muy digno, creativo y motivador. Muy bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *