Hoy en día vivimos en un mundo de prisas, lo queremos todo y lo queremos ya.

La falta de paciencia es uno de nuestros peores enemigos

Generalmente creemos que para muchas de las cosas que queremos conseguir, suele haber dos caminos, uno largo y difícil y un atajo que nos lleva directamente a nuestro objetivo sin ningún tipo de esfuerzo.

El camino largo está ahí, lo vemos, pero no lo seguimos. En cambio, dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo a la búsqueda de ese pasadizo secreto sin éxito alguno.

Después de tantos intentos por descubrir el secreto, nos resignamos y pensamos que es imposible, que los que han llegado hasta allí lo hicieron porque tuvieron la suerte de que alguien les enseñara la clave para teletransportarse a la meta y, por otro lado, miramos con lástima a los pocos que decidieron tomar el camino largo, porque pobrecitos, tanto esfuerzo y sacrificio y nunca consiguen nada.

No importa la velocidad en la que avances, lo que importa es que sepas hacia dónde vas y que te dirijas hacia esa dirección, la velocidad vendrá con la práctica.

Mira siempre hacia adelante y no hagas caso a los que te tengan lástima o se rían de ti por tomar el camino largo. Son los mismos que cuando llegues se sorprenderán y te pedirán que les cuentes cómo lo has hecho.  Y aunque les muestres el camino y les des un mapa, no lo seguirán, porque lo que realmente quieren saber es dónde está el atajo mágico.

Buscar atajos financieros o empezar ahora

No tiene nada de malo buscar atajos, lo malo es quedarse quieto hasta encontrarlos. Comienza con lo que tienes, trabaja con los recursos que tienes ahora, no esperes a descubrir ese recurso mágico para empezar.

atajos financieros

Empieza a organizar tu dinero ahora. No esperes a tener más dinero, aprende a organizar lo que tengas.

Comienza a ahorrar ahora. No esperes a la próxima paga extra o a que te den un aumento de sueldo.

Conviértete en inversor ahora.  No intentes descubrir cuál es el secreto de inversión que te hará rico de la noche a la mañana.

Puedes hacer mucho más de lo que estás haciendo. Ponte en marcha, comienza a andar por ese camino, aunque parezca largo y difícil, a medida que avances descubrirás que, aunque no sea fácil ni corto, no era tan difícil como parecía desde fuera, ni tan largo. Incluso descubrirás algunos atajos por el camino, que tal vez no te lleven directamente a la meta, pero te acercarán bastante a ella.

Si no sabes por dónde empezar, aprovecha la promoción del black friday (solo el 24, 25 y 26 de noviembre) y descarga gratis mi libro Finanzas personales en prácticos sobrecitos, donde aprenderás a crear tu propio plan y ponerte en camino hacia tus objetivos financieros.

¡Éxitos!

Alita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *