Si tienes coche, el seguro es un gasto inevitable, pero lo que sí puedes evitar es pagar de más por él. Hoy veremos cómo ahorrar en el seguro del coche. Te cuento cómo hemos reducido un 40% el precio del seguro de los coches y cómo puedes tú también reducir el precio de tus seguros.

Relación entre el precio del seguro y la conducta humana

Primero que nada, vamos a ver qué relación tiene el precio de los seguros con nuestra conducta. Y no me refiero al hecho de ser un buen conductor o no, eso ya lo tienes claro.

Costumbres

El ser humano es un animal de costumbres.

¿No te ha pasado nunca que entras a un restaurante, tienes cualquier mesa para elegir y eliges la misma mesa en la que te sentaste la última vez que fuiste?

Para tomar decisiones, por pequeñas que sean, tenemos que pensar, y eso requiere un esfuerzo por parte de nuestro cerebro. Por eso es más fácil repetir algo conocido, aunque no necesariamente sea lo mejor. Es difícil romper con nuestros paradigmas.

Esto es algo que las compañías de seguros saben muy bien y probablemente si tienes el mismo seguro por varios años, verás que por diversos motivos la póliza va aumentando poco a poco.

Miedo a lo desconocidocómo ahorrar en el seguro del coche

Cambiar de seguro no solo implica un esfuerzo para nuestro cerebro, también despierta nuestros miedos a lo desconocido.

¿Y si la nueva compañía no es tan buena?

¿Y si me arrepiento?

¿Y si al final termino perdiendo?

A nuestro instinto de supervivencia no le gusta el cambio. Nuestro cerebro piensa que si no te has muerto, ni física ni financieramente, por estar en donde estás, entonces mejor quédate ahí.

 

Miedo al enfrentamiento

Aunque quisiéramos cambiar nuestras costumbres, y superáramos el miedo a lo desconocido, todavía debemos superar una barrera más. El miedo al enfrentamiento.

Nuestra compañía de seguros no nos dejará ir tan fácilmente y sus agentes son gente muy bien entrenada que pueden llegar a intimidarte. Otra situación que nuestro cerebro intentará evitar.

Pereza y falta de tiempo

Investigar, comparar y dedicar tiempo a nuestras finanzas da pereza. Tenemos diez mil cosas más importantes o más divertidas para hacer.

E inclusive, si logramos superar la pereza, es difícil encontrar tiempo para hacerlo.  Requiere nuestro esfuerzo y voluntad.

 

Todos estos factores hacen que la mayoría de gente, cuando llega la renovación de la póliza simplemente pague y siga con su vida.

 

Cómo ahorrar en el seguro del cochecómo ahorrar en el seguro del coche

3 pasos para reducir el precio de tu póliza

1- Preguntar

Esta es una de las formas más desaprovechadas y poco utilizadas para conseguir lo que realmente queremos. Preguntar.

Habla con tu seguro, pregunta si hay algún tipo de descuento o promoción.

El que no llora no mama Clic para tuitear

Seguramente cuando pidas y veas que recibes, te sentirás imbécil por no haber pedido antes. Ese es un buen síntoma. Y hará que te cuestiones qué mas estás dejando de pedir, dónde más puedes ahorrar solo con hacer una llamada y pedir.

2-Comparar

Aunque estes a gusto con tu seguro, dedícale unos minutos de tu vida a comparar. Hoy en día hay muchísimas páginas de comparadores de seguros. Ya se que es aburrido poner tooooodos los datos de tu coche y contestar las mil y una preguntas que te hacen para poder hacer el cálculo, pero merece la pena.

Pero no te quedes solo con el número que veas, llama a las compañías que tengan un precio mejor y que consideres que podrías llegar a usar. Habla con un comercial y pídele que te envíe un presupuesto escrito con un detalle de las coberturas y el precio final.

Cuando recibas el mail, compara las prestaciones que te ofrecen con las de tu póliza actual. Puede que descubras que te ofrecen lo mismo o más y a menor precio.

3-Negociar

Ya sea que prefieras quedarte con la compañía que tienes o cambiar a una nueva, negocia el precio. Esta es la parte más difícil ya que no estamos acostumbrados a negociar. En nuestro día a día las cosas que compramos o pagamos tienen una etiqueta con un precio y eso es lo que pagamos, sin cuestionar.

Un consejo, antes de llamar para negociar, ten a mano tus apuntes y tus comparativas de ambas pólizas y prepára tu llamada con tus argumentos.

cómo ahorrar en el seguro del coche

Si sigues esos tres pasos, casi seguro que pagarás menos de lo que estás pagando ahora, manteniendo las mismas coberturas. Y en el caso que no lo hayas conseguido, igualmente habrás ganado.

Habrás ganado experiencia, habrás salido de tu zona de confort, habrás aprendido  qué cosas NO debes hacer la próxima vez, habrás leído tu póliza de seguros a fondo (cosa que la mayoría de los mortales no hace), habrás roto con tus costumbres, superado el miedo a lo desconocido y al enfrentamiento.

Todo esto te servirá, no solo para la próxima vez que tengas que negociar tu póliza de seguros, sino que para todos los aspectos de tu vida.

 

Cómo lo hemos hecho

Ahora te voy a poner un ejemplo de cómo ahorrar en el seguro del coche, real.

Si bien con mi marido ya hemos negociado otros servicios, es la primera vez que lo hacemos con los seguros.

Tanto la póliza de los dos coches estaba por renovarse y recientemente hemos cambiado el coche de mi marido por uno más nuevo. Esto hizo que el precio del seguro subiera y fue lo que nos motivó a plantearnos un cambio.

1- Preguntar

Lo primero que hicimos fue llamar a nuestro seguro y pedir.

En este primer punto conseguimos aproximadamente un 10% de descuento sobre el precio que ibamos a pagar originalmente.

2- Comparar

Es aburrido, lo se, y lleva tiempo, también lo se. Pero igual lo hicimos y la diferencia de precio con otros seguros, de compañías reconocidas y con trayectoria, que ofrecían las mismas coberturas, era bastante grande.

Nos planteamos cambiar de compañía y llamamos a un comercial para que nos diera más detalles. No solo nos dio detalles sino que nos mejoró el precio que habíamos visto por internet. Solicitamos que nos enviara la oferta por email y estudiamos ambas pólizas. Eran muy similares, solo diferían en pequeñas cosas que no nos afectaban.

cómo ahorrar en el seguro del coche

3-Negociar

Cuando llamamos preguntar si había algún tipo de penalización por darse de baja, comenzaron las preguntas y las ofertas. Le dijimos al agente de nuestro seguro que habíamos encontrado otra compañía que nos ofrecía lo mismo por bastante menos dinero. Menos mal que teníamos la tarea bien hecha y habíamos hecho la comparativa.

Creeme, esta gente sabe lo que hace, saben cómo argumentar y cómo persuadir.

Conseguimos otro 5% de descuento en la póliza de mi coche y  un 20% en la de mi marido.

Finalmente decidimos dejar uno de los coches con el seguro actual y el otro lo cambiamos a la nueva compañía. En total hemos ahorrado un 40% que no es poco.

Para conseguir esto, invertimos una tarde, e hicimos un par de llamadas.

¡Aramos! dijo el mosquito que estaba encima de un buey.  En realidad las llamadas las hizo mi marido.

Como vimos en el post finanzas en pareja, cada uno tiene su rol en el equipo. A mi se me da mejor la parte de organizar, y él es más sociabe así que le tocó la parte de negociar.

No ha sido fácil, pero además de haber conseguido ahorrar bastante en nuestros seguros, ambos hemos aprendido con la experiencia.

Anímate a salir de tu zona de confort.

¡Éxitos!

Alita

PD: Si quieres aprender más sobre finanzas personales, te recomiendo mi libro “Finanzas personales en prácticos sobrecitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *