Cómo empezar a organizar tus finanzas en 3 pasos

Finalmente te has decidido. Hace rato que te viene dando vueltas en la cabeza la idea de hacerte cargo y empezar de una vez por todas a gestionar tus finanzas, y ahora que lo tienes claro no sabes cómo empezar.

Que no cunda el pánico. Primero lo primero.

Primer paso: ¿Qué quieres?

 

Y no me digas dinero, porque no es tan sencilla la respuesta.

El dinero no es más que un medio, una herramienta que nos abre caminos, pero no es el fin.

Lo primero que tienes que tener claro es qué quieres. Cuál es tu gran motivo.

¿Para qué quieres el dinero? ¿Qué quieres comprar con él? ¿tiempo? ¿tranquilidad? ¿experiencias de vida? ¿aventuras? ¿comodidad? ¿educación?

Uno de los principales motivos por los cuales la gente no consigue lo que quiere es porque no sabe lo que quiere. Clic para tuitear

 

Y si no me crees haz la prueba tu mismo.

La próxima vez que te encuentres con alguien que se esté quejando porque  no le va bien en la vida, pregúntale cuales son sus objetivos y sus proyectos.  Eso si, prepárate para que te miren con cara de “¿y-a-este-qué-bicho-le-picó?”

En las finanzas personales pasa lo mismo. Nos quejamos mucho, todos, todo el tiempo, de todo.

Pero pocos tienen claros sus objetivos financieros. Y ahí ya ni te digo que hagas la prueba de preguntarle a nadie porque no es de buena educación hurgar en las finanzas ajenas.

organizacion financiera finanzas

La economía personal es uno de los pocos temas “tabú” que aún sobreviven en este tercer milenio.

Pero más allá de los objetivos y las finanzas de los otros, vamos a lo que realmente nos importa, que son las nuestras.

Lo primero, primerísimo de todo que debes hacer si quieres tomar el control de tus finanzas es definir cuáles son tus objetivos financieros. Te recomiendo que leas el post ¿Propósitos o metas? donde encontrarás los puntos que debes tener en cuenta a la hora de plantear tus objetivos.

Enfócate en un objetivo claro, concreto ¿Quieres salir de deudas? ¿comprar una casa? ¿pagar los estudios de tus hijos? ¿hacer el viaje de tu vida? ¿tomarte un año sabático? ¿dejar de trabajar y vivir de rentas?

¿qué quieres?

 

Segundo paso: Deja de comprar lamparitas

 

organizacion financiera finanzas

Tal vez esta no sea la primera vez que intentas poner orden a tus finanzas. Y si estás leyendo esto probablemente sea porque muy bien no ha ido.

¿Qué ha fallado? ¿lo sabes?

Para poder solucionar un problema lo primero es encontrar cuál es el problema.

¡Qué es lo que está fallando? ¿qué es lo que no funciona?

Imagínate que un día llegas a casa y no te funciona la lámpara de la mesita de noche. La miras por un lado, por el otro y piensas, se debe haber fundido la lamparita.

Al día siguiente vas a comprar una lamparita y la reemplazas, pero la lámpara sigue sin funcionar. Entonces piensas, tal vez sea el cable que esté roto.

Vas a la tienda, compras otro cable y lo reemplazas, pero la lámpara sigue sin funcionar.

Deduces que tiene que ser problema de la lámpara en sí y como ya la tienes hace varios años piensas que ya ha cumplido con su vida útil y que ya va siendo hora de comprar otra.

Tiras la lámpara vieja a la basura y pones la lámpara nueva que te acabas de comprar en su sitio, pero ¿cuál es la sorpresa? No funciona.

Finalmente revisas el enchufe de la pared y descubres que uno de los cables se ha soltado y no está haciendo contacto. Ahora sí, arreglas el enchufe, y por fin vuelves a tener luz en tu mesita de noche.

Primero tienes que detectar dónde está el problema, luego buscar una solución. Clic para tuitear

Cómo hubiera cambiado la historia si al ver que no te funcionaba la lámpara, le hubieras dedicado un poco de tiempo y paciencia a descubrir cuál era el problema. Habrías llegado a la solución más rápido, sin perder tu tiempo y dinero comprando lamparitas, cables y lámparas innecesarias.

En nuestras finanzas pasa lo mismo. Muchas veces salimos corriendo a comprar una “lamparita”, porque creemos que eso es lo que nos va a solucionar nuestros problemas económicos, pero si no sabemos realmente cuál es el problema, va a ser más complicado dar con la solución.

Estamos en la búsqueda constante del arreglo fácil en vez de investigar cuál es la raíz del problema, y terminamos perdiendo nuestro tiempo y dinero.

Analiza e intenta descubrir qué es lo que te está fallando en tu economía personal. ¿Tienes pocos ingresos? ¿gastos muy elevados? ¿no te sabes organizar? ¿eres un comprador compulsivo? ¿tienes muchas deudas? ¿cuáles son tus puntos débiles? y sobre todo ¿qué puedes hacer tú para cambiar tu situación?

Tercer paso: se coherente

Para poder detectar dónde está el problema tienes que saber qué es lo que haces con tu dinero. La ignorancia es el peor de los males, debes tomar coraje, y enfrentar tus números, aunque sean todos rojos.

Tienes que conocer cuál es tu problema, qué es lo que te cuesta más a ti, cuáles son tus debilidades, para poder armar tu propio plan, el que funcione para ti.

Una de las herramientas fundamentales para la gestión de tus finanzas personales es el registro de gastos.

Ya se, de tan solo pensarlo te da pereza. ¿tengo que apuntar toooodo lo que gasto? pues, sí, si quieres saber qué es lo que haces con toooodo tu dinero tienes que saber a dónde va.

No digo que tengas que apuntar cada caramelo que te comas por el resto de tus días, pero sí es necesario que lo hagas hasta que aprendas a gestionar tu dinero.

Una de las cosas que más infelicidad nos causa es el hecho de no ser consecuentes.

Cuando lo que pienso, difiere de lo que digo y a su vez de lo que hago es cuando más infeliz e insatisfecho me siento.

organizacion financiera finanzas

Por ejemplo, pienso que el dinero no es importante. Luego digo que tengo que hacerme cargo de mis finanzas porque son un desastre.  Y mientras tanto estoy trabajando en dos sitios a la vez para mantener a mi familia y gastando más dinero del que debería en distracciones porque necesito relajarme un poco después de tanto trabajo.

¿Llegas a ver la incoherencia?

Tal vez no la veas tan fácilmente, y no te culpo, la mayoría vivimos rodeados de incoherencias, tanto que nos acostumbramos a ellas y las vemos como lo más normal del mundo. Y si además somos nosotros los incoherentes, es mucho más dificil detectarlo, y sobre todo reconocerlo.

Si piensas que viajar es muy importante, le cuéntas a todo el mundo las anécdotas del único viaje que has hecho en tu vida y sueñas con que alguna vez vas a poder volver a viajar, pero luego no destinas ni un céntimo de tu sueldo a crear un ahorro para viajes, porque no tienes suficiente, y nunca te alcanza, estás siendo incoherente y te pasarás la vida quejándote de lo desafortunado que eres por no poder viajar.

Si empiezas a hacer un registro de gastos porque alguien te contó que era el último grito de la moda en finanzas personales y esperas que bajándote la última aplicación 2.0 en tu móvil desaparezcan todos tus problemas financieros. Seguramente te olvidarás de usarla, o te cansarás o te dará pereza y como tampoco llegarás a ver resultados inmediatamente, probablemente cuando salga otra aplicación más moderna te cambiarás porque pensarás que el problema está en la aplicación en si.

En cambio,si sabes que tienes que registrar todos tus gastos porque así te darás cuenta de cuáles son tus puntos débiles y además te servirá para detectar las incoherencias de tu vida, seguramente te será más fácil hacerlo y mantenerlo.

Si tienes claro el porqué de las cosas, es mucho más facil que las hagas. Clic para tuitear

En la próxima entrada de blog te mostraré cuáles son las 3 herramientas básicas para hacer un seguimiento de tus gastos. Mientras tanto ve trabajando en tus objetivos financieros y en analizar por qué has fallado anteriormente.

¡Éxitos!

Alita

Si quieres aprender más sobre educación financiera y cómo organizar tu dinero con el sistema de sobres, puedes conseguir el libro “Finanzas personales en prácticos sobrecitos” aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *