Qué bonita es la navidad, los turrones, las fiestas, celebraciones, reuniones, regalos… debo confesar que diciembre es mi mes favorito, porque también es el mes de mi cumpleaños, lo cual implica más celebraciones, reuniones y regalos. Pero no solo por esto es mi mes preferido, también me gusta porque es un mes de balances, revisiones y reflexiones.

Se acerca el final

Diciembre ya está aquí y con él esa sensación de que se acerca el final. Es inevitable pararse a pensar, aunque tan solo sea por unos momentos, lo rápido que ha pasado el año, o lo lento que se nos hizo, cuántas cosas han cambiado, o nos gustaría cambiar y vamos haciendo un balance mental de nuestro año, a la vez que empezamos a planear el nuevo que está por comenzar mientras soñamos con lo que haríamos si nos tocara el gordo de la lotería. Pero generalmente todos estos balances, sueños y proyectos los hacemos solo mentalmente, tal vez en una charla entre amigos, o mientras arrancas esa última hoja del calendario, por eso este año te propongo algo diferente.

¡Escríbelo! Write it! ¡Raitit!

Si nunca lo has probado te animo a que lo intentes, te sorprenderá descubrir el poder que tiene la palabra escrita. Sobre todo si las palabras que escribes son tuyas y más aún si las escribes a mano, sí, de puño y letra, con hoja de papel y lápiz, como cuando estabas en el cole.

No importa si tienes letra de médico, faltas de ortografía, o si las letras no son tu fuerte, no las vas a publicar, son notas para tí, solo las leerás tú y tu futuro yo.

Si nunca lo has hecho, se que puede ser intimidante, por eso hoy quiero compartir contigo esta guía que he preparado para ti. Puedes descargar el imprimible aquí.

Guia para hacer tu balance general del año

Logros

Empieza por tus logros, dependiendo de cómo haya sido tu año, esta puede ser una parte muy fácil o la más dificil de todas. Pero no importa que tan bueno o tan malo creas que ha sido, logros has tenido. Revisa todas las áreas de tu vida, tu familia, tus relaciones personales, tu salud, tu trabajo, tu educación, tus finanzas (en la próxima entrada de blog profundizaremos en este tema), tu crecimiento personal, y ve apuntando al menos un logro en cada una de ellas, no hace falta que sea el gran logro del siglo, si ha sido un mal año puedes poner algún logro pequeñito, pero es importante que encuentres al menos uno en todas y cada una de las áreas de tu vida.

Esto es algo que muchas veces pasamos por alto, a veces, cuando las cosas no van como nos gustaría, lo vemos todo negro y eso no nos deja ver las cosas positivas que tenemos a nuestro alrededor.  Por eso, lo primero que debes apuntar en tu balance del año son tus logros.

Mejoras

Así como hemos hecho muchas cosas bien, también habrá otras tantas que podríamos haber hecho mejor. Como en todo balance, tiene que haber un debe y un haber, lo positivo, pero también lo negativo. Aquí debemos ser muy cuidadosos y aprender a ver lo negativo desde un punto de vista constructivo, sin castigarnos, ni reprocharnos, ni tenernos lástima, ni echar culpas.

Hay cosas que nos pasan que no podemos cambiar, que son externas a nosotros, pero lo que sí podemos cambiar es la manera de reaccionar ante estas situaciones y  podemos aprender y mejorar mucho con cada caída o golpe que nos damos. Dicho esto, lo que vamos a hacer es, vamos a apuntar todas esas cosas negativas que nos hayan sucedido este año y al lado vamos a escribir qué hemos aprendido de esa situación y qué cosas podríamos mejorar para poder saber sobrellevar mejor ese tipo de situaciones en un futuro.

Porque siempre nos vamos a encontrar con cosas malas y situaciones desagradables así que, en vez de quejarnos de ellas, mejor aprender a superarlas.

Sueños

Soñar es gratis, ¡aprovecha la oferta antes que se acabe!

A medida que vamos creciendo nuestra dosis de realismo va aumentando y va ocupando el espacio de nuestros sueños. Ser un soñador está mal visto, es cierto que no puedes vivir solo de sueños, pero tampoco puedes vivir solo de realidad.

Las cosas en su justa medida. Así que ahora le toca el turno a tus sueños. Escribe todo aquello que te gustaría hacer, ser, tener, disfrutar, compartir, etc. todo eso que harías si te sacaras el gordo. Al igual que has hecho con los logros, pon al menos un sueño en cada área de tu vida. ¡¡Sueño!! y por si ya te has olvidado lo que es, te dejo la definición del diccionario

Sueño: Suceso, proyecto, aspiración o cosa que se anhela o se persigue pese a ser muy improbable que se realice y en el que se piensa con placer.
Olvídate de tu parte racional, solo sueña, déjate llevar y apúntalo en un papel.

Proyectos

Lo malo de soñar, es despertar.
Creo que ese es el motivo principal por el cual la gente en general no sueña más a menudo. El despertar y volver a la realidad a veces es muy duro, peeeero, la idea de soñar es motivarnos, no deprimirnos y aunque aquello que soñamos sea algo muy lejano, idílico e inalcanzable, seguramente podremos encontrar algún proyecto que nos acerque un poquito a ese sueño, algo más pequeñito, pero alcanzable y realista.
Busca algo que tú puedas hacer, en cada una de las áreas de tu vida, que te acerque un pasito a tus sueños.

Guarda tus pensamientos

Escribe, y luego guarda lo que has escrito. Cuando hagas el balance el año que viene podrás revisar tus pensamientos y verás cuánto has cambiado, cuánto has crecido. Lleva un diario con tus proyectos, sí, aunque seas hombre. No hace falta que le pongas florcitas y pegatinas y que empieces escribiendo “Querido diario:” puedes usar un cuaderno de Star Wars si quieres, lo importante es que tengas tus pensamientos, sueños y proyectos guardados en un sitio que puedas encontrar fácilmente en el que puedas ir viendo tu progreso.
Y, si eres una chica…  ¡ponle florcitas!

Resumiendo:

  • Determina las áreas de tu vida
  • Apunta al menos un logro en cada una de ellas
  • Escribe las cosas negativas que tuvo este año
  • Indica qué has aprendido de cada una de ellas y/o en qué puedes mejorar tú para que estas cosas no tengan un impacto tan negativo
  • Sueña: apunta un sueño relacionado con cada una de las áreas de tu vida
  • Proyecta: Desarrolla un proyecto relacionado con cada uno de esos sueños
  • Guarda tus pensamientos en un diario y consúlta tu progreso periódicamente.
 Diciembre es un mes de balances y planes, hoy toca balance general, y en la próxima entrada de blog te enseñaré a hacer un balance de tus finanzas.
Te invito a que formes parte de la familia Raitit, suscríbete para tener acceso al área exclusiva para Raiters donde encontrarás esta guía en pdf para que la puedas imprimir y completar y muchos otros recursos gratuitos hechos especialmente para ti.
¡Éxitos!
Alita

 

 

Una idea en “Escríbelo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *