Una parte fundamental de las finanzas son los intereses. Los intereses que pagamos, los intereses que cobramos pero sobre todo el interés compuesto mental.

Si recién empiezas con esto de las finanzas probablemente estés más familiarizado con los intereses que se pagan. Los de la hipoteca, las tarjetas de crédito, los préstamos, etc. Por eso hoy te voy a hablar de los intereses que puedes cobrar, que son mucho más interesantes.

En realidad, viéndolos desde el punto de vista estrictamente matemático el cálculo del interés que se paga es exactamente igual al del interés que se cobra, lo que este último tiene un extra que es más dificil de calcular te lo cuento al final.

 

 

Primero  déjame que te explique cómo se calculan los dos tipos de intereses más comunes que hay, estos son el interés simple y el interés compuesto y funcionan de la siguiente manera.

Nota: aprovecho para hacer los cálculos con un importe mas bien ridículo, (1€), para que de paso, veas la importancia que tiene cada euro, cuando lo pones a trabajar, puedes hacer que crezca exponencialmente. En todos los casos del ejemplo, el pago de intereses se realiza de forma mensual.

Si quieres hacer los cálculos con otros importes puedes descargarte gratis aquí la calculadora de intereses Raitit.

Interés simple

interés simple

El interés simple es un porcentaje de ganancia que obtenemos por invertir cierta cantidad de dinero en un período de tiempo determinado.

Si invertimos 1€ a un 8% anual, en un año tendremos 1,08€ de los cuales 0,08€ serán nuestra ganancia. Si esto lo seguimos haciendo cada año, al cabo de 10 años habremos ganado 0,80€ de intereses.

 

 

 

Interés compuesto

interes compuestoEl interés compuesto es mucho más interesante, porque  lo que hace es sumar la ganancia generada  a nuestro capital inicial, de esta manera el dinero que hemos ganado con los intereses, a su vez generará más dinero.

Esto hará que cada mes nuestro capital inicial vaya creciendo, lo que hará que los intereses también crezcan.

En este caso, invirtiendo el mismo importe inicial, al mismo porcentaje de interés anual, y por la misma cantidad de tiempo, al cabo de 10 años habré ganado 1,22€ solo de intereses.

 

 

 

 

Interés compuesto con aportesinterés compuesto con aportes

Ahora, si realmente quieres hacer crecer tu dinero, además de invertir un capital inicial, cada mes debes agregar algo más de dinero.

Supongamos que aportas 1€ más cada mes. Con el mismo 8% de interés anual y el mismo tiempo, al cabo de los 10 años, habrás ganado solamente con los intereses, 64,17€

Como podrás ver, la diferencia es abismal, entre los 0,80€ del interés simple y los 1,22€ del interés compuesto pero sin aportes, las ganancias que generes serán muchísimo mejores si haces un aporte mensual, por mínimo que sea.

 

 

Ahora, ten en cuenta que estos ejemplos están calculados con un importe mínimo, imagina la cantidad de dinero que puedes llegar a generar si le agregas un par de ceros,  solo cobrando intereses. Y lo mejor de todo es que tú no habrás tenido que trabajar duro por ese dinero.

Interés compuesto mental

Además del interés simple y el interés compuesto, hay un tercer tipo de interés, que generalmente se pasa por alto. Es el interés compuesto mental.

La parte más difícil pero también más interesante de las finanzas personales no es la parte financiera, sino la parte personal. La actitud que tengas frente a tus finanzas, la voluntad y el esfuerzo por mejorar, es lo que finalmente hará que cambie significativamente tu nivel de vida.

Con las inversiones pasa lo mismo, los ejemplos que acabamos de ver del interés simple, interés compuesto e interés compuesto con aportes mensuales, son cálculos puramente matemáticos, en los que no se tuvo en cuenta en lo absoluto la parte personal o emocional.

En cuanto empieces a invertir dinero, y empieces a ver esas ganancias, aunque sean muy pequeñas al principio, te darán motivación para continuar invirtiendo y para aprender y mejorar, lo que hará que tus inversiones también crezcan y esta vez, a pasos agigantados.

El importe es irrelevante

interés compuestoEl primer año que con mi marido empezamos a invertir, como habíamos comenzado con lo que teníamos, y el importe era bastante pequeño, al hacer el balance de fin de año, y calcular cuál había sido la ganancia neta de nuestra inversión el resultado fue de 27,21€

Aunque la cifra pueda parecer decepcionante, nosotros estábamos super felices, porque a pesar de ser un importe insignificante, ese dinero era dinero “gratis”

Dinero que había sido generado por nuestro dinero, no por nosotros y era la prueba de que el sistema funcionaba, y sabíamos que a medida que fueramos aportando más dinero las ganancias también irían creciendo.

Eso nos motivó a seguir aprendiendo sobre finanzas e inversiones y al año siguiente esa cifra se multiplicó, no solo porque aportamos más dinero a nuestras inversiones, sino porque al tener más conocimientos pudimos conseguir un porcentaje de ganancias superior.

Tú eres tu mayor activo y cuanto más crezcas tú, más crecerá tu patrimonio.

Lo más importante es dar el primer paso y empezar, las cantidades son irrelevantes.

No hay fórmula para calcular el interés compuesto mental, pero para los otros tipos de interés puedes descargarte la calculadora Raitit de intereses aquí.

¡Éxitos!

Alita

 

P.D: Si quieres aprender más sobre finanzas personales y sobre el sistema de sobres de dinero, te recomiendo mi libro “Finanzas personales en prácticos sobrecitos” donde no solo aprenderás sobre tus finanzas sino que te guiaré para que puedas crear tú un sistema que funcione para ti.

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2 respuestas a “Interés compuesto mental”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *