oveja negra

Si miras a tu alrededor, verás que la mayoría de la gente que te rodea tiene problemas económicos. Casi todos tienen deudas, gastan más de lo que ganan, les cuesta llegar a fin de mes y dependen de un trabajo para conseguir dinero.

raitit calculadora

En realidad, no hace falta mirar alrededor, basta con mirarse al espejo. Todos hemos tenido alguna vez problemas económicos o nos hemos endeudado, o hemos gastado más de lo que debíamos, o nos ha costado alguna vez llegar a fin de mes o nos hemos sentido atrapados por depender de un único trabajo.

Y aunque no sea la situación ideal, no se está tan mal. Al fin y al cabo, si es lo que hace la mayoría, será porque es lo único que se puede hacer… ¿O no?

Hacer las cosas de manera diferente haría que nos diferenciáramos del resto del rebaño y seamos sinceros, a nadie le gusta ser la oveja negra.

Esto tiene una explicación biológica y psicológica.

Animal social

ovejita financiera

El ser humano es un animal social. Cuando nacemos, dependemos de otro individuo para poder subsistir, por eso, crear un vínculo con el otro es una cuestión de supervivencia. Esto nos da una condición social por naturaleza y una necesidad de sentirnos parte de un todo.

Está científicamente demostrado que  cuando estamos en un grupo y nos sentimos bienvenidos, empezamos a segregar oxitocina, también llamada hormona de la felicidad, se podría decir entonces, que sentirnos parte de un grupo nos hace más felices.

Sentido de pertenencia

El hecho de sentirnos relajados, integrados, comprendidos, el bienestar y la satisfacción que nos da ser parte de un todo es lo que se conoce como sentido de pertenencia.

Cuando nos sentimos parte de un conjunto, o de un colectivo social, nuestra autoestima aumenta, en cambio, ir contracorriente nos puede ocasionar lo contrario. Podemos sentirnos solos, incomprendidos, raros, puede hacernos dudar de nosotros mismos y ocasionar que dudemos de nosotros mismos.

Causa y efecto

Pero debemos recordar que existe la ley de la causa y el efecto, y si hacemos lo que hace la mayoría, obtendremos los resultados que obtiene la mayoría. Si, en cambio, queremos obtener resultados diferentes, no tenemos otra opción que hacer las cosas de manera diferente, y eso nos convierte automáticamente en una oveja negra.

Si hacemos lo que hace la mayoría, obtendremos los resultados que obtiene la mayoría. Clic para tuitear

Una piedra más en nuestra mochila

Cambiar no es fácil, requiere de un esfuerzo por nuestra parte, y al principio el esfuerzo tiene que ser incluso mayor, recuerda el efecto calesita.

A eso tenemos que sumarle que generalmente no tenemos muy claro lo que estamos haciendo cuando empezamos, y tenemos que aprender muchas cosas. Y como si todo esto fuera poco, hay que agregarle que pasaremos de, formar parte de una gran mayoría en la cual nos sentimos acogidos, a ser la oveja negra que hace cosas raras como controlar sus gastos, o hacer presupuestos y esas cosas.

Siéntete parte de un todo nuevamente

Para volver a sentirte parte de un grupo tienes tres opciones.

  1. Vuelve a lo que hacías antes y serás bienvenido nuevamente entre las ovejas blancas (opción menos recomendada)
  2. Compra un tacho de pintura negra y empieza a “convertir” ovejas blancas en ovejas negras
  3. Busca a otras ovejas negras y forma un nuevo rebaño

La segunda opción tampoco te la recomiendo, es una labor titánica y no tiene garantías de que vaya a funcionar. Tú no tienes poder sobre otras personas, no puedes cambiar al otro, a la única persona que puedes cambiar es a ti mismo.  Puedes inspirar al otro, pero no lo puedes cambiar.

Por eso, la opción más recomendada es la tercera. Búscate un rebaño de ovejas negras.

Un nuevo rebaño

Nuestras historias y vivencias pueden ayudar a otros que estén en una situación similar a la que hemos pasado, por eso creo que es importante compartir.  Hoy quiero proponerte armar un nuevo rebaño, formar parte de un grupo de gente que piensa como tú, que está en tu mismo camino.

Para ello he creado un grupo en Facebook, un grupo donde puedas interactuar con los otros miembros de esta familia de Raiters que cada día va creciendo un poquito más. Un lugar donde te sientas bienvenido. 

 
Raiters
Grupo Cerrado · 2 miembros
Unirte al grupo
Si alguna vez te has sentido como la oveja negra de las finanzas, aquí tienes un nuevo rebaño. Nuestras historias y vivencias pueden ayudar a otros qu...
 

He de confesar que nunca he creado un grupo de Facebook y no sé muy bien cómo gestionarlo, tendrás que tenerme un poco de paciencia, pero estoy segura que entre todos lo sacaremos adelante.

Te animo a que te presentes al grupo indicando cuál es tu objetivo financiero.

¡Te espero por el grupo!

¡Éxitos!

Alita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *