La magia de pensar en grande por David Schwartz

Si bien ya había leído extractos de este libro e incluso escuchado partes del mismo en formato de audio, recién este año que recién termina he leído el libro completo y de todos los libros que leí en el 2017 este es sin dudas mi favorito.

Cuando leo me gusta tener un rotulador cerca, para ir marcando esas pequeñas joyas que voy encontrando a lo largo del libro y así al final poder repasar lo mejor y más destacable.  En este libro me ha sido difícil soltar el rotulador, en prácticamente cada página puedes encontrar una pequeña joya.

Hoy quiero compartir un pequeño resumen de 13 puntos importantes que puedes encontrar en este fascinante y motivador libro.

1-Créetelo.

El poder que tiene tu mente es mucho más grande de lo que te imaginas, si crees que no puedes, tu mente trabajará para encontrar motivos por los cuales no puedes, en cambio, si crees que puedes, trabajará para encontrar la manera de ponerlo en práctica.

Este creo yo que es el punto más importante y la base de la filosofía que comparte David Schwartz.

2-Cúrate de la “Excusitis”

Esta es la enfermedad del fracaso. Porque no basta solo con creértelo, debes vencer la excusitis, eliminar todas las excusas que te pones a ti mismo y a los demás. Los pensamientos, ya sean positivos o negativos, se alimentan y crecen más fuerte con la repetición constante.

Según el Dr. Schwartz las cuatro formas más comunes de excusitis son:

* Tener problemas de salud

* Creer que no se es lo suficientemente inteligente

* Creer que se es demasiado viejo (o demasiado joven)

*Creer que uno es diferente, que simplemente tiene mala suerte

Y para cada caso nos plantea formas de vencer este mal.

3- Crea seguridad en ti mismo y destruye tus miedos.

Si no tienes seguridad en ti mismo, si no crees que eres lo suficientemente bueno como para lograrlo, será muy difícil que convenzas a los demás de que sí lo eres.  Los miedos son nuestros peores enemigos y nos paralizan al punto de dejar pasar oportunidades importantes en nuestra vida. Nadie nace con seguridad en si mismo, la va formando con su caracter y nunca es tarde para adquirirla.

4- cómo pensar en grande

Probablemente el peor defecto del ser humano sea considerarse a si mismo menos valioso de lo que realmente es.

Esto requiere un cambio de chip, o un reseteo de fábrica al menos. Todo lo que haces tiene que estar en concordancia, tu visión de futuro, tu vocabulario, tus pensamientos, aquí resalta la importancia de aportar valor a otras personas y a uno mismo, y de enfocarse en los grandes objetivos en vez de darle importancia a las pequeñeces del día a día.

5- Pensamiento y sueño creativo

Esto está muy relacionado con la idea principal, si crees que puedes, tu mente trabaja para encontrar la manera y allí es cuando se pone en práctica tu pensamiento creativo. Todos somos creativos, en mayor o menor medida, y tenemos que procurar desarrollar la creatividad que ya tenemos para sacar el mayor provecho de ella. “La filosofía del puedo-hacerlo-mejor hace maravillas” No esperes que las otras personas te digan lo que tienes que hacer, pide opiniones y crea tus propias ideas, saca tus propias conclusiones y no dejes que se te escapen tus ideas, ¡escríbelas! (¡este David era un raiter!), revísalas y dales forma.

6- Eres lo que crees que eres

Otros ven en nosotros lo que nosotros vemos en nosotros mismos. Recibimos el trato que creemos que merecemos.

Los mensajes que te transmites a ti mismo constantemente tienen un gran impacto en tu desarrollo, todos hablamos con nosotros mismos todo el tiempo y esas palabras deben ser alentadoras y motivadoras. Lo que te dices a ti mismo determina tu manera de actuar, y tu manera de actuar determina la forma que tienen los otros reaccionan ante ti.

También se enfoca en la importancia de lucir bien, vestirte bien, que el espejo te devuelva la imagen de la persona que quieres ser. Si te vistes como una persona importante, te hará sentir que eres importante, tu aspecto exterior afecta a tus pensamientos. Además, aunque no nos guste admitirlo, todos de primeras evaluamos a los demás por las apariencias, de manera consciente o inconsciente, porque antes de conocer realmente a la persona, su apariencia exterior es el único dato que tenemos para hacer un análisis de lo que podemos esperar de ella.

la magia de pensar en grande

7- Gestiona tu entorno. Viaja en primera clase.

Somos producto de nuestro entorno, la manera en que “alimentamos” nuestra mente, determina nuestros hábitos, nuestras actitudes y nuestra personalidad.

Busca la compañía de gente con grandes ideas, la gente ambiciosa despierta nuestra propia ambición. Y evita la envidia y los celos, destrozar a hachazos los muebles de tu vecino no hará que los tuyos se vean mejor, evita “hachar” verbalmente a otras personas.

Aquí habla sobre la importancia de poner siempre calidad por delante de cantidad, pagando siempre por cosas de calidad, desde tu ropa hasta tus gastos de ocio, esto desarrolla tu pensamiento positivo y hace que empieces a creer que tú te lo mereces. 

8- Trabaja en tus actitudes

Haz que tus actitudes sean tus aliadas, generando una actitud de acción,  servicio y creando entusiasmo. Procura ser portador de buenas noticias y transmitir alegría a los demás. Estar cerca de quejicas medio muertos es desagradable, no seas una de esas personas. Transmite vitalidad y entusiasmo.

Debes sentirte importante para tener éxito, y cuando ayudas a otras personas y las haces sentir importantes, tú te sientes importante.

La semilla del dinero es el servicio. Aporta valor a los demás. Y siempre da más de lo que se espera de ti.

9- Piensa siempre bien de los demás

Esto no solo hará tu vida más fácil sino que te hará conservar una buena salud mental. Todos somos un poco paranoicos y muchas veces creemos que los otros hacen cosas para molestarnos o fastidiarnos, cuando en realidad lo que todos queremos es lo mejor para uno mismo. Pensando lo mejor de los otros nos ayudará a crear relaciones valiosas y nos ayudará a enfocarnos en las cosas que realmente nos harán crecer.

El éxito depende del apoyo de las otras personas. Preocúpate desinteresadamente por los demás. Practica escuchar más y hablar menos, es una manera de hacer amigos y de aprender de otras personas.

10- Crea el hábito de la acción

Una idea mediocre puesta en práctica es 100% mejor que una magnífica idea no aplicada.

No esperes el momento apropiado, ese momento nunca llegará, empieza ahora y crea el hábito de hacer, de emprender, de ponerte en acción ahora mismo para luego ir mejorando por el camino.

Las personas exitosas no son aquellas que no tienen problemas, sino todo lo contrario, son las que a pesar de los problemas se levantan y logran superarlos. No tengas miedo a equivocarte.

En este capítulo vuelve a hacer hincapié en la importancia de escribir en papel los pensamientos y las ideas ya que cuando estás escribiendo tu mente está enfocada en ese pensamiento, no puedes escribir una cosa mientras piensas en otra. Esto hace que recuerdes más las cosas y que ordenes tu mente. (¡definitivamente era un raiter de ley!)

11- convierte tus derrotas en victorias

De todas las situaciones podemos sacar un aprendizaje, debemos aprender a rescatar las victorias que se esconden detrás de cada derrota para seguir intentando conseguir nuestro objetivo pero cada vez con más experiencia.

Los fracasos están solo en tu mente. En vez de culpar a otros o a tu mala suerte, aprovecha, investiga tus fracasos y aprende de ellos. Es cierto que debemos ser persistentes, pero si no aprendes de tus fallos y mejoras tu técnica, la persistencia solo hará que sigas fallando una y otra vez en lo mismo.

12- Ponte metas que te ayuden a crecer

Lo más importante no es de dónde vienes, o en dónde estás ahora, lo realmente importante es a dónde quieres llegar. Plantéate nuevos retos, en este capítulo aprenderás cómo diseñar esas metas para potenciar tu crecimiento y encontrar la ruta más corta a la realización de tus sueños. Piensa en grande, pero no te agobies, enfócate en el siguiente paso, solo en el siguiente pequeño paso que tienes que dar. Invierte en educación, lee al menos un libro que estimule tu cerebro al mes.

13- Piensa como un lider

Aquí  encontrarás las 4 reglas del liderazgo, cómo tratar a las personas que lideras, poniéndote en el lugar del otro, enfocándote siempre en la parte humana de las relaciones, motivando y haciendo crecer a los otros. Critica en privado y alaba en público. Da el ejemplo. Piensa, cómo sería el mundo si todas las personas fueran como tu.

Qué más puedo decir, me ha encantado. No solo es un libro super interesante sino que es muy práctico, pone ejemplos cotidianos que aunque hayan pasado unas cuantas décadas desde que el Dr. Schwartz los escribió, siguen estando vigentes.

Otra cosa que me ha gustado mucho de este libro es la manera en la que está escrito, es muy especifico, todo está muy bien organizado, y al final de cada capítulo te remarca los puntos más importantes, así como también al final del libro tienes un pequeño resumen a modo de “chuleta” para tener a mano.

Sin duda un libro que todo el mundo debería leer.

Te dejo el enlace donde puedes conseguir el libro. Sin dudas, uno de esos libros que deben formar parte de toda biblioteca.

¡Éxitos!

Alita

2 respuestas a “¡Piensa en grande!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *