Lo más dificil de las finanzas personales, no es saber gestionar la parte financiera, sino saber controlar a la persona que administra nuestro dinero, es decir, nosotros mismos.

La parte personal de las finanzas es la que a menudo descuidamos, porque no le vemos mucha relación ¿Qué tiene que ver lo que yo piense con el hecho de que no me alcance el dinero?

Pues tiene que ver, ¡y mucho!

Al principio nos cuesta ver esta conexión, y si todavía estás en esa etapa, te sugiero que mires primero la parte de cómo gestionar tus finanzas, allí tendrás bastante para ir empezando, pero te recomiendo que le eches un vistazo a esta sección de vez en cuando.

Tus pensamientos son mucho más importantes de lo que crees, tus pensamientos influyen en tus decisiones que se reflejan en tus acciones que desencadenan los resultados que ves a tu alrededor.

La manera de pensar que has tenido hasta ahora es la que te ha llevado a la situación en la que estás, y si quieres cambiar los resultados debes empezar por cambiar tus pensamientos, cambiar tu filosofía de vida.