gastos hormiga

Qué son los Gastos hormiga

Tal vez no los conozcas por este nombre, pero todos tenemos en mayor o menor medida nuestros gastos hormiga.

Las hormigas son unas criaturitas sorprendentes. Y seguramente de pequeño te habrás parado por horas a observarlas.

Primero viene una hormiguita exploradora, y se lleva un trocito de pan, y luego viene otra, y otra, y otra… En unos minutos, ¡puff! como por arte de magia el pan ha desaparecido.

En las finanzas personales se llaman gastos hormiga a aquellos pequeños gastos que parecen insignificantes, como las miguitas que se lleva la hormiga, pero que al sumarlos todos nos damos cuenta que significan un pan entero.

Algunos ejemplos de gastos hormiga son: el café que tomamos en el bar, o en la máquina del trabajo cada día, las galletas, patatillas, refrescos, chicles, botellitas de agua, cigarrillos, juegos de azar, bocatas, snacks, entre tantos otros.

 

Cómo identificar los gastos hormiga

Una de las cosas que tienen las hormigas es que son unos bichos muy pequeños.

Imagínate la misma situación. Dejas un pan en el suelo, solo que tú estás de pie, y desde donde estás no ves ninguna hormiga. Solo ves el pan, y al rato ves un pan más pequeño, y de pronto, ya no hay más pan.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde está el pan que he dejado aquí?

Para resolver la incógnita necesitas agacharte en el suelo y conseguir una lupa, así le podrás ver la cara a esas ladronzuelas que se han llevado tu pan.

Esa es la sensación que la mayoría de la gente tiene con respecto a su dinero.

¿Qué ha pasado? ¿En qué se ha ido mi sueldo? Y para descubrirlo necesitas ir a buscar una lupa y descubrir la cara de esas “hormigas gastadoras” que se llevan tu dinero.

¿Cuál es tu lupa?

Con un papel y un lápiz es suficiente, o con el móvil que llevas en el bolsillo. No necesitas nada que ya no tengas para poder empezar a identificar esos pequeños gastos. Hacer un registro de gastos te ayudará a detectar en qué te gastas tu dinero. No solo las grandes sumas,sino también estos pequeños gastos hormiga.

Ahora que ya sabes quién se está llevando tu dinero, hay que ver cómo solucionar el problema.

 

Hormigas viciosas

Como habrás notado, en los ejemplos que te acabo de dar, no hay muchas cosas saludables. Eliminar los gastos hormiga no solo es bueno para tus finanzas, sino que también es muy beneficioso para tu salud.

Por este motivo, el consejo más escuchado sobre el tema es: “elimina tus gastos hormiga y ganarás en dinero y en salud”

¿Fumas? Entonces deja de fumar.

¿Te gustan los chocolates? Deja de comprarlos.

¿Eres de los que compra un billetito de lotería cada día? No lo compres más, tienes más posibilidades de perder que de ganar.

¿Sacas un refresco cada día de la máquina de tu trabajo? No los compres más, están llenos de azúcar y no son buenos para ti.

Simple ¿no?

Pues no.

No funciona así.

Decirle a alguien que tiene muchos gastos hormiga que la solución es que los elimine es como decirle a alguien que nunca ha ahorrado que la solución a sus problemas es que ahorre. O a alguien con sobrepeso que su problema se soluciona comiendo menos y haciendo ejercicio.

¿Crees que una persona que fuma no es consciente de que fumar no le aporta nada bueno?

Claro que lo sabe, y probablemente haya intentado dejar el vicio en más de una ocasión. No se trata de falta de comprensión. El ser humano es mucho más complicado que eso.

 

Cómo eliminar los gastos hormigaGastos hormiga

Entonces ¿Cómo lo hago?

Ideando un sistema.

¿Qué sistema?

La respuesta solo la tienes tú.

Te pongo un ejemplo de sistema para controlar tus gastos hormiga.

Supongamos que fumas una cajetilla de cigarrillos al dia.

Guarda una caja vacía y cuando abras el siguiente paquete, quita un cigarro y ponlo en la caja vacía (y déjala en casa o pídele a alguien que la esconda si es necesario).

No hay mucha diferencia entre 20 y 19 cigarrillos al dia, y probablemente no lo notarás tanto. Al cabo de 20 días, cómprate a ti mismo esa cajetilla que has ido llenando, y aparta ese dinero. (puedes ponerlo aquí)

Si has podido con el reto de reducir un cigarrillo al día, sube la apuesta y proponte apartar dos, luego tres…

Eso es un sistema.

Crea un juego, en el que tú pones las reglas. Clic para tuitear

 

Otro ejemplo, para los no fumadores.

Cada día sacas un chocolate de la máquina del trabajo aunque sabes que no deberías.

La solución más conveniente sería que reemplazaras ese chocolate por una merienda más saludable, pero si eso te resulta muy difícil de mantener, empieza por crear otro tipo de sistema.

Compra un pack de los mismos chocolates en el supermercado, y cada día cómprate a ti mismo ese chocolate y aparta ese dinero. Pide ayuda si la necesitas, puedes darle el paquete de chocolates a un colega de confianza en el trabajo para que te los confisque y que solo te de el chocolate que te hayas autopagado.

Parece una tontería, pero no lo es. El hecho de seguir las reglas de un juego que tú mismo has creado y que no es complicado de ganar, reforzará tu autoestima y desoxidará tus engranajes.

Esto no solo hará que te diviertas mientras ahorras y reduces gastos, sino que te pondrá en marcha, hará que te cuestiones tus paradigmas financieros y que te propongas más retos.

Y eso es lo realmente importante, mucho más importante que las monedas que ahorrarás.

El siguiente reto puede ser comprar un chocolate más pequeño, o tal vez ahora sí ya estés listo para el gran reto de cambiar el chocolate por una fruta u otro snack más saludable.

No mates a tus hormigas, inclúyelas en tu presupuesto

Como vimos recién, ya sabemos que lo ideal sería eliminar todos los gastos que no nos aportan nada. Pero mientras trabajas en ello, al menos inclúyelos en tu presupuesto.

gastos hormiga

Ahora que has hecho tu seguimiento de gastos, y sabes en qué se te va tu dinero, incluye tus gastos hormiga en tu presupuesto.

Si has detectado que te gastas 50€ al mes en refrescos y patatillas, designa un sobre para refrescosy patatillas y pon 50€ dentro.

Cuando estés haciendo tu presupuesto, si vas muy justo, tendrás que empezar a recortar de aquí o de allá para que te cuadre, eso te hará ver las patatillas con otros ojos y te ayudará a reducir el gasto.

 

Nunca subestimes el poder de una hormiga Clic para tuitear

¿tú que gastos hormigas tienes? Si te animas comparte en los comentarios qué sistema has ideado para controlarlos.

¡Éxitos!

Alita

Si quieres aprender más sobre finanzas personales te dejo el enlace a mi libro “Finanzas personales en prácticos sobrecitos” donde aprenderás a gestionar tu dinero desde un punto de vista práctico y real.

 

5 respuestas a “Qué son los Gastos hormiga y cómo afectan a tus finanzas personales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *