Bienestar Financiero

By Alita

bienestar financiero

Resumen del libro Bienestar Financiero de Chris Budd

Hoy quiero compartir contigo un pequeño librito que encontré en una tienda del aeropuerto en uno de mis viajes. No conocía al autor, y de hecho no es muy conocido, tal vez en el Reino Unido lo es, no lo sé, pero no a nivel global y tampoco se puede encontrar mucha información de él en internet. La única info que tengo es lo que pone en el mismo libro sobre el autor, que tampoco es mucho, solo que tiene una empresa de finanzas y que es un coach y mentor financiero.

Creando Paz Mental Financiera

Ese es el subtítulo del libro y es hacia dónde apunta la información, no te habla de hacerte rico ni alcanzar la libertad financiera ni nada de eso, sino de conseguir dormir tranquilo por las noches sin tener que preocuparte por cuestiones de dinero.

El autor comienza destacando la importancia de conocerse a sí mismo y nos dice que un buen plan financiero consta de tres partes:

  • Conocerse a uno mismo, determinando nuestros objetivos y conociendo cuáles son nuestras motivaciones.
  • Crear un plan realista que nos ayude a lograr esos objetivos
  • Monitorear y revisar periódicamente nuestro progreso y nuestro plan
bienestar financiero objetivos

El libro está dividido en nueve partes:

Primera parte: Objetivos identificables

Primero que nada, Chris Budd empieza aclarando qué significa tener bienestar financiero. Nos dice que la gente que lo tiene no necesariamente es millonaria, sino que tiene unos ingresos que cubren sus necesidades y tienen un nivel de vida con el cual se sienten satisfechos. Se trata de alinear nuestro estilo de vida con nuestras finanzas.

Para crear un plan, primero tenemos que saber qué es lo que queremos, y eso solo nosotros lo sabemos. Pero no solo eso, sino que también tenemos que saber por qué lo queremos, qué es lo que nos motiva a querer conseguir eso, para determinar si esas son realmente nuestras metas o simplemente algo que creemos que queremos solo porque es lo que se supone que debemos hacer, ya sean pautas sociales o familiares.

Otra cosa que tenemos que especificar el cuánto es suficiente, cuánto necesitamos para lograr ese bienestar financiero, para conseguir esas cosas que nos hacen felices.

Tenemos que saber qué es lo que queremos, especificar nuestros objetivos y conocer nuestras motivaciones.

También nos habla de las creencias limitantes que todos tenemos y tener bien en claro que nuestras creencias son solo eso, creencias, no son la verdad. Nos dice que es muy difícil cambiarlas ya que están muy arraigadas en nuestro interior y eso hará que nuestro yo racional e irracional discutan por algún tiempo, pero que luego se pasa.

Segunda parte: Un camino claro

Una vez que tenemos claro hacia dónde vamos, tenemos que ver dónde estamos ahora.

Y para eso, nos propone hacer una previsión financiera a futuro para lo que nos queda de vida, y, como no, lo primero que nos manda a hacer es un registro de gastos.

También nos dice que tenemos que tener en consideración cambios en nuestros ingresos y gastos a futuro, como por ejemplo si pensamos que vamos a conseguir un trabajo mejor pagado o si vamos a agregar un nuevo miembro a nuestra familia, así como también los gastos e ingresos ocasionales y puntuales como puede ser una boda, cambiar el coche o recibir una herencia.

En la página web del autor podemos encontrar plantillas gratuitas para descargar y hacer esta previsión. https://www.financialwell-being.co.uk/free-stuff/

Además tenemos que incluir en esa previsión, el crecimiento de nuestras inversiones. Aunque solo tengamos una inversión conservadora, gracias al interés compuesto, nuestro patrimonio crecerá y eso también lo tenemos que tener en cuenta.

Otro ejercicio que nos plantea es que nos imaginemos diferentes posibilidades en esa proyección a futuro. ¿Podríamos jubilarnos antes? ¿Podría terminar de pagar la hipoteca antes? Cuando sea mayor ¿Tendré quien me cuide o deberé considerar las opciones de asilos? ¿Qué pasaría si me divorciara? ¿Qué quiero hacer cuando me jubile y cuánto dinero necesitaré?

Una vez que hayamos hecho nuestra previsión nos dice que debemos revisarla periódicamente para ir ajustándola según vaya pasando nuestra vida.

bienestar financiero

Tercera parte: Control sobre las finanzas – Gestionando el hoy

Conseguir el bienestar financiero no pasa por gastar más o menos de lo que gastamos hoy, se llega a él cuando conseguimos tener el control sobre lo que gastamos.

En esta parte nos hace analizar lo que estamos haciendo hoy con nuestro dinero. Nos explica que debemos identificar nuestros gastos necesarios, y determinar cuánto nos queda de nuestros ingresos una vez descontados esos gastos.

Nos da algunos consejos para gastar ese restante de manera inteligente para poder aumentar nuestro bienestar.

Las áreas que aumentan nuestro bienestar financiero son las de dar a los demás, ya sea a través de regalos, experiencias, o caridad, la de protección, enfocada a los seguros que nos dan tranquilidad, la de eliminar las compras compulsivas, hacer limpieza y eliminar todo lo que no nos aporta felicidad.

El área de las experiencias, gastando en crear recuerdos en vez de en comprar cosas, la de los ahorros e inversiones, que nos acercarán a nuestros sueños, la del pago de deudas que nos hará dormir tranquilos por las noches y por último el área de la filantropía, que nos dará un sentido de propósito, no solo ofreciendo ayuda monetaria a otros sino aportando nuestros conocimientos y nuestro tiempo.

Cuarta parte: Shocks financieros

Aqui, Chris Budd nos hace ser conscientes de lo malo que nos puede pasar, que generalmente a nadie le gusta pensar en esas cosas, y por eso cuando suceden, si suceden, nos vemos en problemas, no solo porque estaremos pasando por un mal momento emocionalmente hablando sino porque además tendremos que ocuparnos de tomar decisiones financieras.

Al entender estos percances, podremos evitarlos o prepararnos para ellos.

Un despido, una enfermedad, pérdidas en nuestras inversiones, cambios en las legislaciones, aumento de la deuda, bancarrota, e incluso la muerte.

Nos enseña a armar nuestro fondo de emergencias, a poner en marcha los seguros que necesitamos, a conocer cuál es nuestra tolerancia al riesgo en cuanto a nuestras inversiones, y qué tantas pérdidas somos capaces de asimilar y también nos habla un poco sobre cómo afectan nuestras emociones en todo eso.

Quinta parte: El lujo de elegir

Mejorar nuestra economía nos dará la posibilidad de tener más opciones de donde elegir y eso nos ocasiona bienestar. Pero en este capítulo también nos remarca que la economía no es la única manera de aumentar nuestras opciones.

Y para esto es muy importante lo que vimos en la primera parte de conocer cuáles son nuestros motivos.

Estamos muy acostumbrados, como sociedad, a acumular cosas, activos, propiedades, fondos de pensiones, etc. Eso está bien, siempre que nos sirva para nuestro propósito. Porque, ¿para qué queremos tener todas esas cosas? Para poder conseguir lo que nos hace felices.

Y la gran pregunta que nos plantea es, ¿y no podemos ser felices sin comprar esas cosas?

Tal vez sea un poco difícil de interpretar, pero con la anécdota que nos cuenta se ve claro.

Nos dice que uno de sus clientes a los que asesoraba financieramente, le dijo que quería comprar un departamento en el centro de Londres y comprar obras de arte para decorarlo. Él entonces le preguntó qué conseguiría haciendo eso. Su cliente le dijo que a él y a su esposa les gustaba mucho Londres y que teniendo un departamento allí les daría la posibilidad de ir más seguido, y que como disfrutan mucho del arte quieren convertirlo en un lugar donde poder coleccionar obras.

Ahí es cuando le hizo la gran pregunta, ¿y no pueden visitar Londres seguido y disfrutar del arte sin tener que comprar un departamento y comprar esas obras de arte?

bienestar financiero

Al enfocarse en poseer esas cosas en realidad estaba mermando sus posibilidades de disfrutarlas, ya que, si utilizara ese dinero para invertir, con lo que se ahorra en gastos de mantenimiento más el rendimiento de esas inversiones, podría visitar igualmente de Londres, hospedándose en los hoteles que quisiera e incluso disfrutando muchas más obras de arte en Londres o en cualquier otra galería de arte del mundo.

Mismo dinero, dos opciones muy distintas, una con muchísimas más opciones que la otra.

Lo importante es enfocarnos en qué es lo que queremos realmente.

Sexta parte: Poniendo tus asuntos en orden

Este capítulo tampoco es muy lindo, ya que seguimos ocupándonos de las cosas feas que no queremos que pasen entonces ni pensamos en ellas, pero que debemos hacer para conseguir nuestro bienestar financiero.

Cosas como reunirnos con la familia para charlar sobre nuestros deseos para el día que ya no estemos. Cómo hacer un testamento, cómo organizar nuestro futuro en caso que no tengamos todas nuestras capacidades mentales cuando seamos mayores, o cuando necesitemos a alguien que nos cuide, incluso planes para nuestro funeral.

Nada bonito, pero que al fin y al cabo son cosas que, si las tenemos en orden, nos dará tranquilidad y bienestar.

Séptima parte: Cómo tu bienestar financiero afecta otras áreas de tu bienestar

El bienestar financiero es solo uno de los cinco tipos de bienestar que hay, los otros son el laboral, social, físico y comunitario.

Una pregunta muy frecuente que hacemos a alguien que recién conocemos es ¿a qué te dedicas? Y es que nuestro trabajo, además de un sueldo a fin de mes, nos da un sentido de propósito (o debería hacerlo). 

Si no tenemos bienestar financiero, probablemente acabemos trabajando en algo que no nos satisface solo porque necesitamos el dinero. Si consiguiéramos tener nuestro dinero en orden, entonces podríamos dedicarnos a hacer ese trabajo que nos da satisfacción.

Nuestro bienestar social también es muy importante, el ser humano es un animal sociable, necesitamos los unos de los otros para sobrevivir, y la actitud de las personas que nos rodean, nos afecta enormemente. Y de hecho está comprobado que el bienestar social nos afecta mucho más que el financiero.

Cuando ayudamos a otros, a nuestros amigos, familiares, reforzamos nuestros lazos  y aumentamos ese bienestar. Podemos ayudar con nuestro tiempo, nuestro esfuerzo, conocimientos o solo con nuestra compañía, pero también podemos ayudar con dinero. Incrementando nuestro bienestar financiero podremos aumentar ese tipo de ayuda.

También está relacionado nuestro bienestar financiero con el físico. La comida que comemos, el ejercicio que hacemos… Un cuerpo bien alimentado puede defenderse mejor frente a las enfermedades, y pensar con más claridad. Y si bien no está directamente relacionado, está demostrado que las personas que tienen menor bienestar financiero comen más comida chatarra y hacen menos ejercicio.

Aunque suene bastante irónico ya que es más barato comer comida fresca y casera y salir a correr o ejercitarse en casa no cuesta nada.

Y por último, el bienestar comunitario, que nos lo da formar parte de una sociedad, que se relaciona con el bienestar financiero a través del tiempo ya que a mayor nivel de bienestar financiero, mayor cantidad de tiempo libre podremos tener y ese tiempo lo podremos utilizar para aportar a nuestra comunidad.

Octava parte: ¿Asesoramiento financiero o hágalo usted mismo?

bienestar financiero

En esta parte nos enseña los diferentes pros y contras de gestionar nosotros mismos nuestras finanzas, contratar a un coach financiero, un asesor financiero o un organizador financiero.

Si lo hacemos nosotros mismos, necesitaremos conocimientos y tiempo para adquirir esos conocimientos.

Además de conocer las diferencias entre ellos, que básicamente, el coach financiero es el que nos ayuda a que nosotros descubramos cuales son nuestros objetivos, el organizador financiero nos hará un mapa de ruta para conseguirlos y el asesor financiero es alguien con experiencia que nos recomienda qué es lo mejor para nosotros.

Nos da pautas de cómo elegir a un buen asesor financiero y dónde encontrarlo.

Novena parte: Palabras finales

En esta última parte, el autor hace una recapitulación de todo lo aprendido en el libro y nos dice que, aunque no lleguemos, o tardemos en llegar a nuestro objetivo, hacer algo por conseguirlo siempre es mejor que no hacer nada.

Aunque no lleguemos, o tardemos en llegar a nuestro objetivo, hacer algo por conseguirlo siempre es mejor que no hacer nada. Chris Budd Clic para tuitear

Nos propone que revisemos nuestro plan financiero al menos una vez al año o cuando se produzcan cambios significativos en nuestra vida. Y nos dice que ese plan es una guía que nos va marcando el camino pero que no está tallado en piedra, el plan cambiará a medida que nuestra vida cambie y nuestras situaciones y sueños cambien.

Comentarios

Es un libro muy pequeñito, que se lee rápido. Está lleno de pequeños tips y anécdotas que ilustran los conocimientos aprendidos, lo que lo hace muy ameno.

Además, el autor colabora con una causa contra el cáncer y dona las ganancias del libro a una fundación, lo cual le agrega un plus.

El libro no está traducido al español, si sabes inglés te recomiendo leerlo y si no, espero que este resumen te sirva de guía.

En el área exclusiva para Raiters tienes la Ficha de Lectura en formato PDF con un resumen de los puntos más relevantes de este libro, lista para descargar e imprimir.

¿Cómo crees que puedes aumentar tu bienestar financiero?

Te leo en los comentarios

¡Éxitos!

Alita

alejandra rodriguez

About the Author

>
A %d blogueros les gusta esto: