noviembre 21

Qué es el Costo de Oportunidad

Sin categoría

0  comments

Y cómo usarlo para aprender a ahorrar

Nuestra vida está llena de decisiones, cada día tomamos miles de pequeñas y tal vez alguna grande. Y para tomar buenas decisiones, nos basamos en los beneficios e inconvenientes de todas las alternativas posibles, pero muchas veces pasamos por alto el coste de oportunidad.

El coste o costo de oportunidad, es el valor que tiene la mejor opción que no hemos seleccionado. Es decir, cuánto hubiéramos ganado de tomar otra decisión mejor. O dicho de otra manera, es aquello a lo que renunciamos al tomar una decisión. Y como sé que esto puede sonar a chino básico lo vamos a ver con un par de ejemplos.

Elecciones y oportunidades

Cuando no podemos tener o hacer todo lo que queremos, porque nuestros recursos son limitados, tenemos que elegir. Pero muchas veces actuamos por inercia y simplemente hacemos las cosas que hicimos siempre, sin pararnos a pensar cuál es el costo de oportunidad de las decisiones que estamos tomando.

En finanzas personales, el caso más cotidiano es el de los gastos hormiga. Ese dinero que nos gastamos cada día en pequeñas cosas, no nos lo podemos gastar en otras, que tal vez tengan más valor para nosotros.

Las hormigas les ganan a los canguros

Imagínate que tu sueño es hacer un viaje a Australia, como sabes que es algo muy caro, que crees que está por encima de tus posibilidades, lo consideras eso, un sueño.

Pero fíjate que pasa si consideramos el costo de oportunidad que tienen todos esos cafecitos, patatillas, taxis, o demás cosas que consumimos a diario. Cuando sumamos todo el dinero que nos gastamos en esas pequeñas cosas, nos damos cuenta de que si eliminamos o reducimos considerablemente esos gastos, ese dinero lo podemos destinar a un ahorro para ese viaje a Australia.

Tal vez te lleve un par de años en reunir el dinero, pero ¿hace cuantos años que vienes soñando con ese viaje?

Al elegir gastar mi dinero en esas pequeñas cosas, mi coste de oportunidad sería el viaje a Australia, ya que el dinero que me gasto en una cosa, no me lo puedo gastar en otra.

Coste de oportunidad en el ahorro y la inversión

Otro ejemplo muy claro es el costo de oportunidad que tiene el ahorro. Los ahorros no generan ganancias, pero si en vez de ahorrar dinero, lo invierto, entonces podría ganar más.

Es decir, al guardar el dinero debajo del colchón, estoy perdiendo la oportunidad de ganar dinero. Pero aquí hay un punto muy importante a tener en cuenta, y es que el coste de oportunidad no solo se mide en dinero, también hay otros factores intangibles a considerar.

Siguiendo con el mismo ejemplo, si decido invertir mi dinero, tendré un riesgo, ya que todas las inversiones tienen riesgos, y dependiendo del tipo de inversión puede que también pierda liquidez. Entonces, el coste de oportunidad de las inversiones es la pérdida de seguridad y liquidez.

La mejor inversión

Por eso no existe tal cosa como “la mejor inversión” ya que todas las opciones que tenemos frente a nosotros, siempre van a tener un coste de oportunidad. Y dependiendo de nuestra situación, esos costes pesarán más o menos y son los que finalmente harán que tomemos nuestras decisiones.

O al menos eso es lo que deberíamos hacer.

Si a la hora de elegir entre dos o más opciones, solo tenemos en cuenta lo que ganamos con cada una de ellas, pero no consideramos lo que dejamos de ganar al elegir otra opción, no estaremos haciendo una comparación justa, lo que puede llevarnos a tomar malas decisiones.

El coste de oportunidad, un gran aliado del ahorro

Tener en cuenta los costos de oportunidad, nos ayuda muchísimo a crear el hábito del ahorro. Por lo general, cuando pensamos en ahorrar, lo primero que nos viene a la mente es restricción, pasarla mal, no poder disfrutar, y un montón de cosas negativas.

Pero si nos enfocamos en el coste de oportunidad que tiene no ahorrar, es decir, en todo lo que nos estamos perdiendo por no ahorrar, entonces empezaremos a ver al ahorro de forma positiva.

Si en vez de pensar que porque “se supone que tengo que ahorrar” entonces “no me puedo tomar un taxi y tengo que esperar al autobús”, pienso que porque “quiero viajar a Australia” entonces me ilusiona tener la oportunidad de poder tomar el autobús y así poder ahorrar dinero para cumplir mi sueño” fíjate cómo cambia la cosa.

Tener en cuenta nuestros costos de oportunidad nos va a servir para, tomar mejores decisiones de inversión, y para empezar a ver el ahorro de manera positiva, lo que nos ayudará a formar el hábito.

La próxima vez que te sientas restringido porque tienes que ahorrar, piensa en todo lo que te estás perdiendo por no ahorrar. Utiliza el costo de oportunidad a tu favor.

¿y tú? ¿Has pensado lo que estás dejando de ganar por tomar las decisiones que estás tomando?

Te leo en los comentarios

¡Éxitos!

Alita



Mira también

Qué es el Costo de Oportunidad

Qué es el Costo de Oportunidad

Para qué Ahorrar Dinero

Para qué Ahorrar Dinero
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
A %d blogueros les gusta esto: