octubre 13

Hace unos cuantos meses, estaba yo en una de las reuniones de mi club de oratoria (Toastmasters Mallorca Wordsmiths) y uno de mis compañeros, dio un discurso sobre la tulipomanía y explicó cómo funcionaban las burbujas económicas.

La verdad que no sabía si creerle, porque este hombre, a pesar de ser director de un banco, tiene un muy buen sentido del humor y pensé que tal vez esto de los tulipanes era una especie de exageración que se había inventado para hacer más gracioso el discurso.

Resultó ser que era cierto, que por loco que parezca, realmente hubo gente que cambió su casa por un tulipán.

Este  pequeño librito, nos explica cómo se crean las burbujas económicas y por qué es algo que se repite una y otra vez en la historia.

El libro se divide en dos partes.

Primera parte: Las mayores burbujas de la historia

Aquí, su autor, Fernando Trías de Bes, nos cuenta de forma muy clara y amena, qué fue lo que pasó en 5 burbujas históricas.

  • La tulipomanía, Holanda siglo XVII
  • La burbuja de los mares del sur, Inglaterra siglo XVIII.
  • El crack de la bolsa de Estados Unidos en 1929
  • El eclipse del sol naciente, Japón en los años 90
  • La crisis de las subprime de principios de este siglo. 

Cabe destacar que el libro se escribió a finales del 2008 cuando todavía estábamos pasando por esa crisis.

Como te decía, el autor, a pesar de ser economista, sabe transmitir los conocimientos en una forma muy práctica, simplificando conceptos para que sean entendibles para el público general que de economía no sabe ni papa. No te vas a encontrar frases llenas de jergas raras, párrafos interminables ni tesis somnolientas, esta parte es más bien un libro de cuentos.

 Segunda parte: El síndrome del necio y su propagación

En esta parte el autor nos explica qué factores, económicos, políticos y sociales se repiten una y otra vez cuando se forman las burbujas económicas, entre ellos está el que llama síndrome del necio. Recordemos que necio no es un insulto sino un término utilizado para designar a quien ignora algo que podría haber sabido.

10 síntomas que se pueden ver en el síndrome del necio

1 – Exceso de confianza

Piensan que no hay nada que temer, que nada puede ir mal o que es muy difícil que así sea. Los necios creen que habrá alguna especie de señal que avisará cuando esté por provocarse el crack y que tendrán tiempo suficiente para salir sin sufrir daños. Nunca es así, cuando una burbuja pincha, pincha. Explota y no hay tiempo para reaccionar.

2- Engaño consentido o autoengaño

Cuando algo sube un poco de precio, la gente hace preguntas y luego compra, pero cuando algo sube mucho de precio, la gente compra sin preguntar. Nadie quiere oír hablar sobre riesgos, todos quieren escuchar sobre rentabilidades maravillosas.

No debemos confiar en las creencias generalizadas, no porque tengan muchos adeptos, sino porque las masas no piensan, solo siguen la dirección del rebaño. A la hora de comprar o decidir qué hacer con nuestros ahorros, debemos pensar por nosotros mismos y no seguir ciegamente y hacer lo que hacen todos.

3 y 4 – Envidia del beneficio ajeno y  gula de dinero

La gente cuenta las operaciones exitosas y calla las pérdidas.

Cuando el inútil que tenemos delante gana comprando y vendiendo acciones, el triple de lo que nosotros ganamos en todo un año de trabajo, sentimos envidia. Eso sumado a la codicia hace que nos olvidemos cuánto nos ha costado juntar nuestros ahorros y los pongamos en cualquier activo que suba sus precios, activos en espiral especulativa. 

Si no invierto yo también me quedo atrás, soy un tonto, todos van a ganar menos yo.

5 – lógica irracional

Hay un fenómeno psicológico llamado disonancia cognitiva que consiste en que el ser humano, tras constatar que ha cometido un error, selecciona la información que minimiza o niega esta posibilidad. Al principio los precios de los activos suben de manera lógica y paulatina, pero luego dan saltos que elevan esos precios de forma absurda, pero paradójicamente, en vez de desanimar a los inversores, atrae a más y la lógica racional ya no aplica.

6 – Confusión entre valor y precio

Aquí Fernando Trías de Bes nos enseña cómo se determina si el valor de las acciones, bienes o inmuebles es coherente con su precio o si por el contrario los precios están inflados. Una vez más, a pesar de tocar temas específicos de inversiones, lo explica de una forma super simple y entendible.

7 – no reconocer que no se sabe

A la hora de invertir, es fundamental comprender qué es lo que se compra. La gente no admite que no entiende en qué está poniendo su dinero y como se invierte en modelos nuevos, se justifican valoraciones que en cualquier otra situación hubieran parecido disparatadas.

8 – Toma excesiva de riesgo

En todas las burbujas se utiliza la compra apalancada y a crédito. La garantía que suele aceptarse en los fenómenos especulativos, por loco que parezca, suele ser el propio bien con el que se especula, que es el mismo que pierde su valor cuando explota la burbuja. Y si con la venta de ese bien devaluado no cubres la deuda, tendrás que sacar el dinero de algún otro sitio.

9 – creencia en la demanda infinita

El necio siempre cree que habrá alguien más dispuesto a quedarse con su activo. Mientras haya necios en la cola, la burbuja crecerá, pero cuando ya no haya más necios dispuestos a comprar, la burbuja explotará.

10 – tardanza en asumir la pérdida

Los humanos somos tan estúpidos que cuando cometemos un error, incurrimos en otro peor con tal de no aceptar que nos hemos equivocado. Muchas personas, con tal de no vender con pérdidas, se mantienen con la esperanza de que luego remonte.

Los distintos grados de una burbuja

Al final del libro, usando también un ejemplo super básico y cotidiano, el autor nos explica los distintos grados que tienen las burbujas, del más leve al más grave, las soluciones que se crean cuando surgen los pinchazos y cómo afectan no solo a los inversores sino indirectamente también a otras personas, sectores o países.

Y para finalizar nos da unas conclusiones y remarca aprendizajes que podemos sacar de cada una de estas burbujas.

Conclusiones

Es un libro que he disfrutado mucho. No es habitual encontrarse con temas tan densos como son los económicos, explicados de una manera tan simple, entendible y divertida.

Comprender cómo funciona el dinero, no solo el que tenemos en los bolsillos, sino el del mundo entero, es muy importante, porque directa o indirectamente, nos afecta. Y conocer las estupideces que el ser humano ha hecho una y otra vez a lo largo de la historia, nos sirve para aprender a no repetirlas.  Por eso es un libro que te recomiendo leer.

¿Y tú? ¿Has leído este libro?¿Qué te ha parecido?

Te leo en los comentarios

Éxitos

Alita

ALEJANDRA p. rODRÍGUEZ

 
Autora de los libros "Finanzas personales en prácticos Sobrecitos" y "Finanzas para niños"

Formadora, y creadora del exitoso canal de Youtube Raitit Finanzas

Mira también

No soy bueno para los números

No soy bueno para los números

Hábitos que te hacen Pobre

Hábitos que te hacen Pobre

5 Cosas que Debes Saber Hacer con tu Dinero

5 Cosas que Debes Saber Hacer con tu Dinero
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
A %d blogueros les gusta esto: