agosto 8

Filosofía Kaizen para mejorar tus finanzas

Está todo en tu cabeza, Psicología Financiera

2  comments

Tal vez nunca te la hayan presentado por nombre, pero probablemente ya hayas escuchado hablar de la filosofía o método kaizen. Es un método que se empezó a aplicar en la industria en Japón, pero es tan efectivo que se utiliza para mejorar cualquier cosa que se pueda medir.


La palabra kaizen significa cambio bueno y esta filosofía está basada en la mejora constante.


Seguramente alguna vez te habrá pasado que te propones un objetivo que, aunque sea realista y totalmente factible, es muy retador y supone hacer un gran esfuerzo para conseguirlo. Supongamos que queremos ahorrar para el depósito inicial de nuestra primera vivienda. Cuando nos encontramos frente a esa situación, lo más frecuente es que ni bien nos lo proponemos, estamos super decididos y mega motivados, empezamos con todas las ganas, hacemos muchos cambios, tenemos un montón de fuerza de voluntad y seguimos nuestro plan de ahorro al pie de la letra. Pero poco a poco nos vamos desmotivando, los cambios que nos propusimos son muy difíciles de mantener en el tiempo, la meta final se ve cada vez más lejos e inalcanzable y terminamos abandonando.  


Acto seguido nos ponemos en la búsqueda de un sistema o método mejor, que sea más fácil, que nos permita conseguir nuestros objetivos más rápido y sin hacer tanto esfuerzo. Cuando encontramos un método nuevo, empezamos todo el proceso otra vez. Super motivados, con todas las ganas…


Si bien es una metodología muy válida y a muchas personas les funcionan las terapias de choque del tipo todo o nada, para muchas otras personas con menos fuerza de voluntad, este método suele ser muy difícil de mantener hasta conseguir buenos resultados.


La filosofía Kaizen está enfocada a dar pequeños pasos, muy pequeñitos, tan pequeñitos que casi no requieran esfuerzo. Con modificaciones y mejoras constantes de tan solo un 1% se pueden lograr grandes cambios que además se pueden mantener a lo largo del tiempo.


Veamos cómo se aplicaría el método kaizen a nuestro ejemplo del ahorro para la primera vivienda.

Abierta la Inscripción

x menos de

0,50€

al día

Escuela de Finanzas Personales Raitit


¿Cómo te comes un elefante?


Una vez que ya sabemos cuál es la cantidad que tenemos que ahorrar y hemos definido nuestro objetivo final, en vez de enfocarnos en la meta elefante, vamos a trocearla en bocados más pequeñitos y digeribles.

Vamos a empezar por proponernos ahorrar un 1% de nuestro objetivo. Por ejemplo, nuestro elefante serían los 20.000€ del depósito inicial, el 1% son solo 200€ ¡a que se ve mucho más digerible!
Si hasta ahora nunca habíamos ahorrado nada, tendremos que hacer algunos cambios para poder conseguir ahorrar esos 200€ revisar nuestros gastos, o ver maneras de generar más ingresos, cambiar algunos hábitos, pero al ser un objetivo mucho más pequeño, llegaremos a él mucho más rápido.

Una vez que hayamos alcanzado ese primer logro, habremos conseguido dos cosas, por un lado, tendremos la satisfacción de haber conseguido llegar a un objetivo que nos propusimos, lo cual nos motivará a continuar y nos demostrará que podemos conseguir lo que nos proponemos. Y por otro lado habremos obtenido algo de experiencia a la vez que habremos cambiado nuestros hábitos.

El secreto está en el 1%


Pero la filosofía Kaizen en realidad no se trata de trocear al elefante sino de mejorar constantemente. Una vez que conquistemos esa primera meta, tenemos que superarnos a nosotros mismos. Podríamos proponernos aumentar lo que estamos ahorrando actualmente en un 1% más, o ahorrar un 1% de nuestros ingresos totales, o tal vez podamos mejorar en el tiempo, y proponernos ahorrar otros 200€ pero hacerlo un 1% más rápido.


Una vez más, será un objetivo pequeñito, pero si continuamos repitiendo lo mismo, una y otra vez, y cada vez lo hacemos un 1% mejor, alcanzaremos nuestro objetivo antes de lo que esperamos.


Advertencia para los ansiosos


Si eres de los ansiosos o impacientes, tal vez te desespere un poco este método. Un 1% de mejora parece demasiado poco, pero ten en cuenta que, si aplicas una mejora constante, aunque tan solo sea de un 1%, al igual que pasa con el interés compuesto, la curva de crecimiento que se obtiene no es lineal sino exponencial.


Si ya has probado otros métodos más abruptos y no has tenido éxito, te propongo que al menos lo pruebes


Más aplicaciones


Este sistema nos puede servir para hacer crecer nuestros ahorros, para reducir nuestros gastos, aumentar nuestros ingresos, eliminar deudas y para cualquier objetivo medible que nos propongamos.


No necesariamente tiene que ser el 1%, recuerda que la idea es la mejora constante, se trata de hacerlo cada vez un poquito mejor.


¿te animas a aplicar la filosofía kaizen a tus finanzas personales?


Te leo en los comentarios.

¡Éxitos!

Alita

Alita

Creadora de Raitit Finanzas.


Mira también

  • Buen post y video es verdad de apoco se vuelve algo normal se suma hasta que sea habito y lugo agregamos algo nuevo y si darnos cuenta hemos echo mucho la felicito este metodo lo aplican en el trabajo pero cuando supe que se podia aplicar de forma personal cambio mucho y haora mas gracias a ud que lo puedo aplicar a mis finanzas 🙂

    • Gracias por tu comentario Javier, sí, se utiliza mucho en las empresas, pero lo podemos aplicar para mejorar cualquier aspecto de nuestra vida. Un saludo.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >
    Ir al contenido