mayo 3

5 Métodos Para Ahorrar Recomendados por Expertos

Una pregunta muy frecuente que nos planteamos cuando empezamos a ocuparnos de nuestras finanzas es cuánto se supone que debería estar ahorrando.  Es normal, si nunca antes le hemos prestado atención a nuestros números, ¿cómo podemos saber si estamos haciendo las cosas bien o si estamos yendo por buen camino?

A diferencia de lo que normalmente creemos, la respuesta no nos la va a dar ningún porcentaje, ni ningún presupuesto modelo.  Aunque tener unos parámetros determinados puede ayudarnos a encaminar nuestras finanzas.

Recuerda que las finanzas personales son personales y eres tú quien tendrá que ajustar los porcentajes para que cuadren con tus ingresos y tu estilo de vida no hay una única manera de hacer las cosas bien hay muchas maneras de hacer las cosas bien y para demostrarte lo voy a compartir contigo las sugerencias que nos dan distintos expertos.  Verás que cada uno tiene su formulita para el éxito y aunque sean todas distintas todas funcionan bueno funcionan siempre y cuando las pongamos en práctica.

Método del 50 30 20

El primer método de ahorro que vamos a ver es la regla del 50/30/20.  Esta es una fórmula que popularizó Elisabeth Warren en uno de sus libros y es para hacer un presupuesto.

Consiste en destinar un 50% de nuestros ingresos para nuestros gastos necesarios, un 20% lo destinamos al ahorro (ahorro e inversión) y el 30% restante lo usamos para divertirnos, darnos gustos y comprarnos todas aquellas cosas que nos gusta comprar pero que no son necesarias.

En principio suena bien, el 30% para divertirse no está nada mal ¿no? El truco está en determinar qué cosas son necesarias y qué cosas son las que compramos por gusto por placer o diversión. Si no lo has hecho todavía te recomiendo que veas este vídeo donde hablamos más sobre el tema de qué es una necesidad o qué es un gusto.

Cómo podrás,  ver es una fórmula muy simple y muy básica.

Método de los seis jarrones

El método de los 6 frascos, botes, frascos o jarrones, es el método de ahorro que divulga T. Harv Eker, que es el autor del libro Secretos de la mente Millonaria,  y como su nombre lo indica,  se trata de separar el dinero en seis frascos, o latas, o sobres, o botes de cristal o similar, o incluso en seis cuentas bancarias distintas.

El dinero se distribuye de la siguiente manera:

Nuestras necesidades básicas tienen que quedar cubiertas con un 55% de nuestros ingresos.  Esto incluye el alquiler o hipoteca, suministros de luz, gas, teléfono, internet, gastos de transporte, vestimenta, comida, etc.  

Un 5% lo vamos a destinar a dar a la caridad, un 10% lo usamos para jugar es decir para gastarlo en diversión y en todas esas cosas que compramos por placer. 

Otro 10% lo destinamos a nuestra educación, ya sea reglada, o no reglada, cursos, sesiones de coaching, mentorías, asesorías, libros, seminarios, etc.

Un 10% lo vamos a ahorrar pero estos serán ahorros para gastar, por ejemplo,  para tener un fondo de emergencias que, llegado el caso, lo usaremos. O para comprar algo o caro que necesitamos juntar dinero, por ejemplo pagar unas vacaciones.

Y el 10% restante lo destinaremos a crear nuestra libertad financiera.  Ese es dinero que vamos a invertir, en bolsa, bonos, bienes raíces, cualquier inversión o vehículo automatizado de ingreso, ese es el dinero que nos va a generar más dinero.

No importa que tanto, o qué tan poco, ganemos siempre dividiremos nuestros ingresos en esos seis frascos o cuentas bancarias diferentes.  Este sistema es el que también comparte Ann Wilson en su libro The Wealth Chef.


Método de Ahorro de Sergio Fernández

Sergio Fernández, el autor del libro Libertad Financiera, nos sugiere que no usemos más de un 50% de nuestros ingresos en nuestros gastos cotidianos.  Su método de ahorro es bastante parecido al que vimos recién de T. Harv Eker, solo que quita un 5% de los gastos y se los agrega a las donaciones.  Nos sugiere que demos el diezmo, un 10% de nuestros ingresos para caridad, que otro 10% lo utilicemos para educarnos, un 10% para ahorrar,  otro 10% para invertir y el 10% restante lo gastemos en lujos.

Él no solo nos dice que lo usemos para divertirnos y gastarlos en cosas que no sean necesarias, sino que específica que sean lujos. No importa que la cantidad sea poca, pero que sean lujos.  Por ejemplo, supongamos que vamos a comer fuera una vez por semana,  él nos propone que en vez de ir cuatro veces al mes, bajemos a una, pero que esa vez que salimos,  vayamos a un restaurante de lujo. Que sea un sitio que nos guste y que podamos vivir la experiencia de entrar y elegir el plato que nos apetece comer, sin tener que andar mirando el lado derecho al menú.

Esto nos servirá para vivir experiencias nuevas y nos motivará a seguir creciendo y mejorando.

¿Y las deudas?

Como podrás observar,  en ninguno de estos métodos de ahorro están contempladas las deudas de consumo,  porque es algo que tenemos que tratar de evitar.  Lo que pasa es que cuando empezamos a organizar nuestras finanzas, lo más probable es que ya tengamos deudas que adquirimos anteriormente,  si ese es tu caso,  las deudas entrarían dentro de la categoría de gastos necesarios.

Pasos de bebé de Dave Ramsey

El autor del libro La transformación total de su Dinero, tiene un método de ahorro que es un poco más específico y a la vez más flexible con sus porcentajes.

 

Dave Ramsey nos dice que usemos entre un 5% y un 10% para el pago de las deudas pendientes, entre un 5% y un 10% lo destinamos a donaciones y caridad,  un 10% para ahorrar, aunque en esta categoría incluye también las inversiones.

Para divertirnos tenemos entre un 5% y un 10% y el resto de gastos los divide entre:

un 5% y un 15% para la comida entre un 25% y un 35% para pagar la hipoteca o el alquiler, los suministros deberían estar entre un 5% y un 10%,  transporte entre el 10% y el 15%, los gastos personales entre un 5% y un 10%,  seguros varios entre un 10% y un 25% (menos el de salud que lo pone aparte que tendría que ser entre un 5% y un 10%).  

Y nos deja entre un 5% y un 10% para gastos varios.

Método de ahorro de Gail Vaz Oxlade

Y por último, tenemos la fórmula que comparte Gail Vaz Oxlade, que es una gurú financiera canadiense.  Ella, en un programa que tenía que se llama "Hasta que la Deuda nos separe",  en el que ayuda a parejas y familias a salir de deudas,  sugiere que en el presupuesto debe haber:

Un 10 %o para ahorrar, un 15% para los gastos de transporte,  los gastos de la casa incluidos los suministros, no deberían superar el 35%, el dinero destinado al pago de deudas no tendría que ser mayor al 15% y el 25% restante es para la categoría que ella llama "vida" que es en la que están incluidas gastos diversos de diversión, de vestimenta, de comida y demás gastos varios.

¿A quién le hago caso?

Como habrás podido notar,  estos expertos no sólo nos dan porcentajes distintos,  sino que el criterio que utilizan y la forma de dividir las categorías también es distinta.

Por ejemplo,  hay quienes meten el ahorro y la inversión en un mismo saco,  los gastos de comida,  hay quien los considera gastos necesarios y hay otros que separan según sean compras necesarias del supermercado o de diversión si vamos a comer un restaurante.

 Te propongo que estudies más en profundidad el sistema que te haya parecido más atractivo o que creas que es más fácil de poner en práctica. Pero luego eres tú quien tiene que definir tus propios porcentajes y categorías.

Hay un par de cosas que tienes que tener en cuenta.

La primera,  no sé si lo has notado pero una cosa que se repite en todos los sistemas es que todos tienen separadas una parte del presupuesto para divertirse,  la parte diversión, de juego, de lujo, de vida o como quieras llamarlo, pero todos tienen un apartado específico para este tipo de gastos.  

Está bien ocuparnos de nuestras finanzas y ser responsables con nuestro dinero pero no podemos vivir a dieta financiera toda la vida tenemos que disfrutar también de la vida y de cada paso del camino y para eso necesitamos dinero para pasarla bien.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta,  es tener cuidado con no irte a los extremos.

Tal vez viendo estos porcentajes pienses que están muy alejados de tu realidad,  supongamos que ahora mismo estás ahorrando el 0% de tus ingresos pasar del 0% al 10 o al 20% es un gran salto.

Si te propones ahorrar muy poquito, supongamos que dices, no yo no puedo ahorrar tanto, me voy a proponer ahorrar un 0,01% de mi sueldo.  Seguramente no tendrás problemas en conseguir ese objetivo, pero como tardarás muchísimo en ahorrar una cantidad decente de dinero. En vez de motivarte puede ser contraproducente. Procura que los números que tú elijas sean realistas pero a su vez tienen que ser un poco retadores.

Por otro lado,  irse al otro extremo tampoco es bueno.  Supongamos que como ahora nos estamos portando bien, y estamos ocupándonos de nuestro dinero, y queremos saldar nuestras deudas lo más pronto posible, decidimos que vamos a destinar un 45% de nuestros ingresos al pago de las deudas.

Lo más probable que pase es que, como no nos va a alcanzar para vivir con el otro 55% restante tendremos que depender de la tarjeta de crédito para llegar a fin de mes, y eso nos dará la sensación de estar pagando muchas deudas aunque en realidad sólo estamos cambiando unas deudas por otras, estamos pateando el problema para más adelante.

No importa qué sistema uses lo que sí es importante que elijas o qué crees un sistema y que lo sigas.

No vayas faltando de flor en flor y cambiando cada mes.

Evalúa periódicamente si ese sistema te está funcionando, y qué mejoras puedes poner en práctica.

¿Y tú? ¿sigues alguno de estos sistemas o tienes del tuyo propio?

Te leo en los comentarios.

¡Éxitos!

Alita

ALEJANDRA p. rODRÍGUEZ

 
Autora de los libros "Finanzas personales en prácticos Sobrecitos" y "Finanzas para niños"

Formadora, y creadora del exitoso canal de Youtube Raitit Finanzas

Mira también

No soy bueno para los números

No soy bueno para los números

Hábitos que te hacen Pobre

Hábitos que te hacen Pobre

5 Cosas que Debes Saber Hacer con tu Dinero

5 Cosas que Debes Saber Hacer con tu Dinero
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
A %d blogueros les gusta esto: