Quien soy

¡Bienvenido mi querido Raiter!

Permíteme que me presente, mi nombre es Alejandra Rodríguez, y si has visto alguno de mis videos en youtube, seguramente habrás notado un acento extraño, un español argentinado o un argentino españolado...


Nací en Buenos Aires, Argentina, pero hace más de 16 años que vivo en Mallorca, España, de ahí la mezcla de acentos.


Soy profesora de educación artesanal y si bien los primeros años los he dedicado a la docencia, la mayor parte de mi vida laboral la he pasado en la aviación, trabajando para distintas líneas aéreas, tanto en Buenos Aires  como en Palma de Mallorca.


Y ahora te estarás preguntando ¿y todo eso qué tiene que ver con las finanzas?



No mucho la verdad, si bien siempre me han gustado las finanzas personales, no fue hasta que mi marido se quedó sin trabajo que nos vimos en la necesidad de sentarnos a mirar nuestros números, y ahí fue cuando me di cuenta de lo poco que sabía sobre nuestras propias finanzas.


Pronto descubrí que no era la única, que al igual que me pasó a mi, la mayoría de la población desconoce cómo funciona su propio dinero. Pero no solo eso, también me di cuenta que cosas muy sencillas, puestas en práctica podían tener un gran impacto en mi vida.


Eso me llevó a contarle a todo el que se me cruzara por delante las cosas que iba apendiendo, empecé a leer muchos libros sobre finanzas y emprendimiento, a ver tutoriales, videos, todo lo que encontrara que estuviera relacionado con el tema.

Para organizar el dinero, con mi marido decidimos probar el sistema de sobres de efectivo, y a día de hoy es el sistema que seguimos usando.




Mi lado creativo no pudo evitar ponerle un poco de color a las aburridas finanzas y así fue como empecé a fabricar mis propios sobres y el primer prototipo de la bitácora financiera. Al notar interés por parte de amigos y familiares, me animé a poner mis creaciones a la venta, creando una tienda en Etsy. 


Recuerdo que cuando le regalé una de las bitácoras que había hecho a mano a una de mis amigas, ella me hizo mil preguntas. ¿Acá que pongo? ¿y esto qué es? ¿y cómo calculo esto? ¿y esto para qué sirve?... Ahí me di cuenta que más que la bitácora, necesitaba crear algo que la enseñase a usar.

Así fue como decidí escribir el libro Finanzas Personales en Prácticos Sobrecitos, en el que cuento cómo fue mi historia, los problemas que me fui encontrando y cómo los solucioné, a la vez que explico los principios básicos que cualquiera necesita saber para poner en orden sus finanzas.

Todo el rato pensaba en mi amiga, quería explicarle todo lo que había hecho y cómo ella podía hacerlo también.


Ya había escrito un libro que sabía que podía ayudar a muchas personas, pero nadie me conocía, ni sabía que existía ese libro. Entonces empecé a investigar cómo hacer para dar a conocer un libro, y en todos lados decía que la mejor manera era creando un blog.  Listo, pensé, empiezo un blog y de paso puedo compartir más ideas y las cosas que sigo aprendiendo.

Después de pasar semanas aprendiendo a crear una web de cero y escribiendo en el blog, la triste realidad era que nadie lo leía.


¿Cómo puedo hacer para que la gente lea mi blog? 


Otra vez pregunté a san Google, y resulta que una de las mejores maneras de dar a conocer tu blog es creando videos.  Pero... yo no tenía ni una cámara decente, ni luces potentes, y lo más importante, no era capaz de decir dos oraciones seguidas frente a una cámara. Ok, la idea de filmar videos quedó descartada, pero luego se me ocurrió que tal vez podría hacer esos videos animados, con alguno de los tantos programas de animación que existen, esos en los que aparece una mano que parece que está dibujando.

Empecé a investigar varios de esos programas y la verdad es que ya tenía la cabeza bastante quemada por toda la información que le había metido y pensé, "¡tardo menos si pongo una hoja y dibujo yo lo que quiero!"

Así fue como empecé a filmar los primeros videos y a subirlos a youtube, si te interesa ver cómo eran, he creado una lista de reproducción que adecuadamente titulé "los peores videos de Raitit finanzas".  En esos videos puedes notar la mala calidad de la filmación, la luz deficiente, mi voz, de baja calidad también y aburridísima que parece que alguien me estuviera apuntando con un arma mientras grababa. Eso sumado a la música horrible que compuse y se escucha de fondo (música que tantos comentarios me ha generado en los videos). Y como te podrás imaginar, el resultado fue que casi nadie veía mi canal.



Ya tenía los sobres, la agenda, el libro, el blog, el canal de youtube y nada. Pero igual seguí. Seguí porque a pesar de que mi audiencia era muy pero que muy pequeñita, algunos pocos que sí me leían o veían mis videos, me agradecían por compartir lo que sabía.  Eso me motivó a seguir, no importaba si del otro lado había 5 o 10 personas, si a ellos los podía ayudar lo iba a seguir haciendo.





Poco a poco fui mejorando, me compré unas luces, unas cartulinas de colores para poner debajo de los dibujos, empecé a ver videos de cómo aprender a dibujar, mi marido me regaló un micrófono bueno y me enseñó a editar el audio para que sonara más profesional, compuse otra melodía menos estridente, y empecé a salir de mi cascarón.



Hacía bastante que tenía la idea de grabar un videocurso, pero seguia sin poder decir dos frases seguidas frente a una cámara. Y recuerdo que cuando lo comenté en mis redes sociales, una de mis Raiters me dijo, "no pienses en tí, piensa en nosotros, no importa que salga perfecto, lo que importa es que lo que tú compartes nos ayuda"

Tenía toda la razón. En los tres cursos que grabé se puede ver como de a poco fui mejorando. Y eso me animó a empezar a grabar videos en los que salía yo frente a cámara para subir a youtube.



Pensé, ahora que ya me animo a salir en cámara, no hace falta que siga haciendo lo de los dibujitos, pero para sorpresa mía, mis Raiters, que cada día eran más y más, me los empezaron a reclamar.


¡Queremos dibujitos! ¿qué pasa con los dibujitos? ¿para cuando más dibujitos? ¡a mi me gustan los videos de dibujitos!


 




Y así fue como los dibujitos se quedaron y siguen formando parte del canal. 


A veces cuando ando muy ocupada con algún otro gran proyecto, saco varios videos en los que salgo yo en pantalla (que son mas rápidos de grabar y editar) y enseguida vuelven las "quejas"


¡queremos dibujitoooooos!


A pesar de que llevan un buen trabajo, lo cierto es que me divierto mucho haciéndolos, así que, si eres uno de mis Raiters "dibujholicos" no te preocupes, que seguirá habiendo dibujitos.


Muchos de mis Raiters me pedían atención más personalizada y eso fue lo que me llevó a crear el Programa Intensivo Amígate con tu Dinero, porque lo de los videos y los cursos pregrabados está muy bien, pero el feedback directo hace maravillas. Tener contacto directo hace que por un lado, mis Raiters puedan avanzar a pasos agigantados y a su vez, a mi me hace ver distitntas realidades y eso me inspira para crear más videos que pueden ayudar a mucha más gente.


Y cuando avanzan, y se dan cuenta de que las finanzas personales no son física nuclear, que solo son cosas básicas, sencillas, que puestas en práctica te cambian la vida, es cuando surge la pregunta... ¿cómo nunca nadie me enseñó esto? ¡esto debería enseñarse en la escuela! Muchos de mis Raiters tienen niños pequeños y una de las consultas más frecuentes que recibía era: ¿cómo puedo hacer para enseñarle a mis hijos?


Y para responder a esa pregunta, escribí mi segundo libro "Finanzas para Niños". Un proyecto que desde el principio involucró a mis Raiters ya que antes de empezar a escribirlo envié una encuesta donde pude descubrir cuáles eran las mayores dudas, dificultades y preocupaciones a la hora de enseñar sobre dinero a los niños. 


Basándome en esa información y aplicando un poco de la psicología evolutiva que aprendí en el profesorado (al final sí que alguna relación tenía lo de ser profesora) escribí este libro que es una guía para padres con ejercicios para los niños y que además tiene PDF's imprimibles y dos calculadoras (para hacerle la vida más fácil a los padres).


Me encanta enseñar, simplificar sistemas y crear procedimientos.


Algo que se ha repetido a lo largo de toda mi vida laboral fue que en todos los puestos que tuve, he creado sistemas para mejorar el flujo de trabajo y he terminado dedicándome a la selección y formación de nuevo personal.

  • He mejorado sistemas de recopilación de datos y control de ventas primero a nivel local y que luego se han implementado a nivel nacional.
  • He simplificado procesos y creado nuevos procedimientos de trabajo
  • He creado y escrito programas de formación para nuevos empleados y cursos de refresco 
  • He impartido cursos de formación y capacitación
  • He hecho seguimiento a los empleados para ayudarlos a potenciar sus puntos fuertes y trabajar en sus debilidades

Y ahora todos estos años de experiencia simplificando sistemas, creando procedimientos, y programas de formación los he volcado a las finanzas personales. Porque tener unas finanzas sanas depende de crear buenos sistemas, simplificar las cosas que hacemos cada día (procedimientos) para poder sacarle mayor provecho a nuestros recursos para que sea algo que podamos mantener en el tiempo.


Pero ahí no termina la historia, porque, como verás, a mis Raiters les gusta pedir, y yo que no me quedo quieta, les doy lo que me piden.


Hoy, más que nunca, cada vez menos personas tienen un trabajo fijo, seguro, en el que cada mes cobran lo mismo. Ya sea porque al sueldo se suman pluses, comisiones, extras por turnos, guardias, días festivos, etc. o porque además del trabajo "normal" tienen un pequeño emprendimiento o inversión, o porque directamente son emprendedores o freelancers. Y si a la mayoría de los mortales les cuesta organizar las finanzas teniendo un sueldo fijo, ya te podrás imaginar como se complica la cosa cuando no sabes cuánto dinero tendrás disponible cada mes.


Una vez más, envié una encuesta a mis Raiters, para que me contaran más sobre sus dificultades y sobre su experiencia particular, y basándome en sus respuestas, he creado el taller Cómo Armar un Presupuesto con Ingresos Variables. Un taller práctico, intensivo de un fin de semana, en el que salen con la tarea hecha, porque los pongo a trabajar en tiempo real, así me aseguro de que puedan poner en práctica lo aprendido.


Hoy en día esta bonita comunidad tiene miles y miles de Raiters que me llenan de orgullo cuando comparten sus historias de superación conmigo. Saber que yo puedo aportar mi granito de arena para mejorar la vida de alguien más es lo que me mantiene en movimiento. 


Como podrás ver, mi historia es como la de cualquier otro, las cosas no salen a la primera como lo imaginamos en nuestra cabeza. No fue así cuando empecé a gestionar mis finanzas, ni cuando empecé a vender sobres, ni a promocionar el libro, el blog, el canal de youtube...  pero que las cosas no sucedan de la noche a la mañana no quiere decir que no vayan a suceder nunca. 


Lo importante es hacer las cosas con propósito, tener claro por qué hacemos lo que hacemos, eso es lo que nos da la motivación para seguir adelante.


¡Éxitos!

Alejandra



>
A %d blogueros les gusta esto: